Carvajal cuenta con solicitud de extradición por parte de EEUU, con lo cual enfrenta una pena de entre 10 años de cárcel y cadena perpetua

El general retirado venezolano Hugo Carvajal solicitó declara este lunes, a petición propia, ante el juez español Manuel García Castellón, mientras sigue en prisión provisional a la espera de que se resuelva la petición de su extradición a los Estados Unidos.

Carvajal fue jefe de los servicios de contrainteligencia militar con el presidente de Venezuela Hugo Chávez, fallecido en 2013, y comparecerá ante el juez con el objetivo, según él mismo anunció, de aportar información relevante sobre Venezuela.

En una primera comparecencia ante la Justicia española, el 13 de abril, afirmó que la reclamación de EEUU contra él por narcotráfico y blanqueo de capitales se basa en acusaciones falsas y responde a motivos políticos por la información de que dispone de la época de Chávez.

Carvajal se negó a ser entregado a EEUU y explicó que su salida de Venezuela hacia España fue para huir debido la situación política que vive el país.

Carvajal está solicitado por EEUU acusado de participar en el envío de 5 mil 600 kilos de cocaína a ese país, un cargamento que no llegó a entrar al quedarse en México por un problema técnico en la aeronave que transportaba el alijo.

Quienes solicitan su extradición También lo vinculan con la guerrilla de las FARC, pero él negó ambas acusaciones y sólo admitió haber participado en una negociación para liberar a un empresario venezolano, operación que se saldó con éxito.

Según su versión, la reclamación de EEUU responde a motivaciones políticas, puesto que él tiene mucha información del gobierno de Chávez, en concreto de sus diez años como jefe de los servicios de contrainteligencia militar.