La producción agrícola se ve afectada por la falta del líquido

La falta del servicio de agua potable en el estado Guárico afecta  a más de 8 mil familias . El eje rural de la entidad sufre las peores consecuencias y pone en riesgo el 80% de la producción de sus principales rubros : cebolla, ajo, pimentón, ají, cosechas significativas que abarcan los meses marzo y hasta junio.

Lo mismo ocurre con la producción del arroz y el  maíz, que se ven afectados en un 40%. 

Así lo dio a conocer este jueves el  profesor y presidente de la Alianza del Lápiz en el estado Guárico, Rubén Jaramillo, en entrevista para Contrapunto.com , quien además indicó que la producción agrícola no cuenta con las condiciones precisas y a su juicio “la industria agropecuaria del país está totalmente quebrada”. 

No hay agua en las tuberías 

Históricamente , el embalse Guárico – ubicado en Calabozo -, sirve como sistema de riego para una extensa zona arrocera, donde es conocido como el Sistema de riego del Río Guárico.

Inaugurada en 1957 por el presidente Marcos Pérez Jiménez, fue para su momento reconocida como la más grande hecha en el país. “De aquello solo quedan ruinas”, ratificó el profesor Jaramillo. 

“Vemos con tristeza a nuestras mujeres, con sus niños en brazos, sus zapatos desgastados de tanto caminar de un lado a oreo, de un municipio a otro, para lograr llenar una pimpina de agua. La rutina comienza a las 4:00 am. A estas mujeres se suman los abuelos, quienes se ven en la obligación de exponer sus vidas en plena pandemia, arriesgándose a caminar largos trayectos, a veces sin tapabocas porque no tienen para comprarlos. estas familias guariqueñas deben acudir a las cloacas, a fin de agarrar una toma de agua , y no sabemos si es apta para el consumo humano”, precisó el presidente de la Alianza del Lápiz en la entidad. 

Residentes buscan opciones para conseguir tomas de agua

El dirigente político explicó que la situación abarca a los dos grandes centros asistenciales de la entidad: “Dr. Israel Ranuárez Balza” de San Juan de los Morros y el Hospital Rafael Zamora Arévalo, ubicado en Valles de la Pascua, municipio Infante. “Familiares de los pacientes deben cargar tobas con agua por las escaleras, llevar bidones a sus parientes hospitalizados para asearlos, para el consumo y hasta para lavar los baños de las habitaciones”, aseveró. 

Agregó que en las comunidades no rurales del estado Guárico, las familias deben costear una cisterna – 3000 litros de agua- , por una suma de 50 dólares. 

“En la capital del estado, San Juan de los Morros, sectores como Primero de Mayo, Camoruquito, La Morera, entre otros; les toca pagar cisternas. Lo mismo ocurre en Altagracia de Orituco, donde los habitantes de Macaira siguen surtiéndose de agua de los pozos que la comunidad cavó a orillas del rio. ¿O comemos, o compramos agua? , eso dicen las familias”, condenó  Jaramillo. 

Guariqueños caminan de un municipio a otro para conseguir agua y llevarlas a sus casas como puedan