La imagen se trasladaría en el papamóvil y recorrería Caracas de extremo a extremo, entre 8 de la mañana y 4 de la tarde del Miércoles Santo. Solo falta el visto bueno de las autoridades

El coronavirus ha obligado a replantear, incluso, las celebraciones religiosas. El Nazareno de San Pablo, que sale a las calles cada Miércoles Santo, ya no podrá recibir a los fieles en la Basílica de Santa Teresa, ni ser llevado en procesión.

Pero la Iglesia católica propuso un plan para que sea el Nazareno, el que llegue a los fieles en esta situación excepcional. Para la ejecución solo se espera por la autorización del Gobierno del Distrito Capital, la gobernación del estado Miranda y las autoridades policiales, indicó Armelim de Sousa, párroco de la Basílica de Santa Teresa.

Estos son los detalles:

-La actividad se realizaría el Miércoles Santo.

-La imagen viajará en el papamóvil, que habitualmente se encuentra en el estado Portuguesa, pero ahora está en Caracas.

-Estará acompañada por algunas autoridades eclesiales y un equipo de sonido para difundir misas y oraciones.

-Saldría a las 8 de la mañana y culminaría el recorrido a las 4 de la tarde. “Ya está garantizada la gasolina”, señala De Sousa.

-Esta es la ruta propuesta: Santa Teresa, Santa Rosalía, Catia, Propatria, San Martín, Antímano, La Vega, Montalbán, El Valle, Coche, Santa Mónica, Las Mercedes, Baruta, El Hatillo, Petare, avenida Francisco de Miranda, Plaza Venezuela, Avenida Victoria, Avenida Fuerzas Armadas.

-Los fieles pueden vestirse de morado en sus hogares si así lo desean, y colgar de la ventana o del balcón una bandera de Venezuela o un pañuelo blanco, como señal de paz.

-La Iglesia plantea que el Estado difunda el recorrido por algún canal nacional, como VTV.