Los incendios no combatidos son los causantes de la calima y el humo en Caracas, advierten los trabajadores del Instituto Nacional de Parques (Inparques).

En los incendios de Guarenas y Guatire no ha habido combate, porque no fueron atendidos a tiempo, denunció Marlene Sifontes, secretaria de organización del Sunep-Inparques.

Se registraron unos 15 eventos entre el jueves de la semana pasada y este martes en parques de la Gran Caracas, y solo dos fueron combatidos: en Macarao y en Guarenas parcialmente, reportó Sifontes.

En abril se presentaron grandes incendios en Caracas y fueron trasladados al menos 12 bomberos de otros estados del país, y ahora no tienen cómo regresarse. “Es una situación bastante delicada”, alertó.

A esto se suma la deficiencia de agua y la necesidad del combate cuerpo a cuerpo.

Cuando se quema hacia Guarenas y Guatire no le dan la importancia debida, lamentó. “Están dejando desasistidos los parques nacionales”, subrayó.

Estamos haciendo un llamado a la comandancia general de bomberos para que investigue y actúe. “Los bomberos no tienen equipos” para actuar, no tienen botas ni uniformes. “Con palos y con ramas están apagando los incendios”, afirmó.

Guardaparques y bomberos llegan a su casa sin comida, porque reciben un salario de hambre.