La página web de Ferrari se asegura que su local en Caracas autorizado para la venta de vehículos deportivos Ferrari, funcionará como un taller autorizado y reparación de carrocería

“Ayer, mientras los maestros protestaban (siendo el día del maestro) por ganar un salario de hambre de dos dólares, se inauguraba un concesionario Ferrari en Caracas”, denunció este sábado 16 de enero, la diputada de la Asamblea Nacional (AN) electa en 2015, Delsa Solórzano, quien destacó que el carro más barato cuesta $300 mil.

Solórzano cuestionó la “justicia social” que el “Socialismo Bolivariano” profesa y aseguró que esos precios solo pueden costearlos los “enchufados” y “boliburgueses”.

El concesionario de la compañía Italia de automóviles deportivos, estaría ubicado en la avenida Jalisco de Las Mercedes, en el estado Miranda, bajo el nombre de Maranello Motorsport, que trabaja de lunes a viernes de 8 AM a 12 AM y luego de 2 a 6 p.m., según informan a través de su portal electrónico.

Llama la atención de los internautas como se instaló una venta de automóviles lujosos mientras el país atraviesa una crisis humanitaria, según han reconocido organismos internacionales.

La página web de Ferrari asegura que el local está autorizado para la venta de vehículos deportivos Ferrari, funcionará como un taller autorizado y reparación de carrocería.

Las reacciones en las redes sociales no se hicieron esperar y es que los venezolanos no se explican cómo en un país donde el salario mínimo es de menos de dos dólares se instala un concesionario de vehículos tan costosos, y es que un F8 Spider cuesta 385.000 dólares, mientras el SF90 Spide, tendrá sus primeras entregas para finales de 2021, pero en Venezuela se puede pre-ordenar y tiene un precio entre 450.000 y 500.000 euros.