Los residentes solicitan una reunión con el mandatario Nicolás Maduro o en su defecto, con la Comisión Presidencial que trata la pandemia.

Los estudiantes universitarios que viven e las residencias Livia Gouverneur, en Plaza Venezuela enfrente de la Torre Porvenir, se oponen a la orden de desalojo que les fue comunicada y señalan que no existen las condiciones para que ellos puedan dejar el edificio.

Entre los argumentos que esgrimen destaca, la condición socioeconómica de los residentes que en su mayoría proviene del interior del país y no tienen la posibilidad de regresar, mudar sus enseres en Caracas, ni acceder a los servicios necesarios para continuar sus estudios.

Asimismo, señalan que el interior del país existen problemas de conexión que le impiden seguir sus estudios on line.

Señalan que hay estudiantes que, además de cumplir con sus obligaciones académicas, necesitan trabajar para mantenerse.

Indican además que hay problemas de agua e infraestructura que hace contraproducente pensar en llevar hasta allí a pacientes asintomáticos de COVID-19.

En un comunicado, los afectados exigen que el recinto sea puesto en cuarentena hasta que se obtengan los resultados de las pruebas PCR de los estudiantes que dieron positivo en las pruebas rápidas realizadas este martes 21 de julio.

“Reconocemos y respaldamos las medidas sanitarias del Gobierno”, indican en el comunicado en el que señalan la necesidad de que “el presidente se pronuncie frente al caso de las residencias estudiantiles”.

Señalan que se identifican con las “conquistas del Movimiento Estudiantil Bolivariano”. Hicieron hincapié en rechazar lo que denominaron “las manipulaciones de la derecha” frente al caso de las residencias Livia Gouverneur.

Exigen una reunión con el mandatario Nicolás Maduro o en su defecto con la Comisión Presidencial que lleva el pulso de la pandemia.