Gustavo Petro hizo historia al convertirse en el primer presidente de izquierda en Colombia, un país tradicionalmente gobernado por conservadores y moderados

El próximo 7 de agosto, Iván Duque, actual presidente de Colombia, dejará su cargo para que Gustavo Petro jure bandera y tome el mandato de la República, la cual gobernará durante el periodo de 2022-2026, pero hasta que este acto se lleve a cabo, el mandatario saliente ha dejado claro que sus políticas siguen vigentes.

Históricamente la relación entre Venezuela y Colombia ha sido bastante cercana, sin embargo, durante los últimos años esto ha sido aún más relevante, pues casi dos millones de venezolanos han ingresado al país vecino con el propósito de huir y buscar una mejor vida.

Desde entonces, Duque ha roto completamente relaciones con el gobierno de Nicolás Maduro e incluso lo ha denunciado ante organizaciones internacionales, por lo que el mandatario venezolano no tiene la puerta abierta de Colombia.

Después de que Gustavo Petro fuera elegido como nuevo presidente de Colombia, el exalcalde de Bogotá aseguró que intentará recuperar relaciones con Maduro y Venezuela, sin embargo, mientras que Duque sea presidente, el líder venezolano no podrá ingresar a Colombia, ni siquiera a la posesión de Petro.