El mandatario chavista acusó al exfuncionario de ladrón y aseguró que vive en un palacete en Italia

El presidente Nicolás Maduro afirmó este jueves que el expresidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, pagó recientemente más de 300 millones de dólares para que una empresa le retire una demanda.

“Acaba de pagar más de 300 millones de dólares para que una empresa le quite una demanda. ¿De dónde los sacó? Se los robó a la clase obrera de Pdvsa”, dijo Maduro durante una jornada de trabajo con las organizaciones de trabajadores chavistas.

El mandatario chavista acusó al exfuncionario de ladrón y aseguró que vive en un palacete en Italia.

“Más temprano que tarde le pondremos los ganchos a este bandido, traidor y corrupto de Rafael Ramírez”, continuó.

Maduro insistió en que su Gobierno lleva adelante una lucha contra la corrupción y los infiltrados en las empresas.