Detalló que mediante el anticipo de pago del plan Covax el país adquirirá 11.374.400 vacunas anticovid

El mandatario, Nicolás Maduro, sostuvo este 12 de abril una videoconferencia con el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, con el fin de “agilizar la entrega de vacunas” contra la COVID-19.

Así lo anunció a través de su cuenta de Twitter en la que calificó como “muy productiva” la videoconferencia con el director general de la OMS, en la que también participó la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne, y representantes de la Alianza Gavi para las Vacunas.

Maduro: Pagamos Covax con un dinero recuperado

“Sostuve una muy productiva videoconferencia con el doctor Tedros Adhanom, director general de la WHO (OMS por sus siglas en inglés), la doctora Carissa F. Etienne, directora de la OPS y los representantes de la Gavi, con el fin de agilizar la entrega de las vacunas para nuestro pueblo, a través del sistema Covax”, escribió.

En esa misma red social compartió una fotografía de la reunión telemática en la que puede verse también al canciller Jorge Arreaza y a la vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez.

Este domingo, Maduro detalló que el anticipo de pago del plan Covax, por el que el país adquirirá 11.374.400 vacunas contra la COVID-19, se realizó con un dinero que fue “liberado” del “secuestro” de recursos que, asegura, le ha hecho el Gobierno de Estados Unidos.

“Fue la liberación de unos recursos que estaban secuestrados por el Gobierno de Estados Unidos y logramos liberarlos, se depositaron en francos suizos porque si se depositaban en dólares se los robaba la reserva federal de Estados Unidos y la derecha (venezolana)”, dijo Maduro en una alocución transmitida por el canal estatal Venezolana de Televisión (VTV).

Un día antes, Rodríguez anunció que Venezuela había dado un anticipo de más del 50 %, unos 64 millones de dólares, para el pago del plan Covax que coordina la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que, según denuncias del propio Gobierno, no había sido cancelado por el “bloqueo de recursos”.

La recepción de vacunas de ese mecanismo ha generado una disputa, ya que el Gobierno venezolano negó la posibilidad de que, a través de ese plan, enviaran la desarrollada por AstraZeneca, por los efectos que este fármaco ha generado en un reducido número de pacientes.