“Extiende los mejores deseos y un feliz y bendecido Ramadán a todos los musulmanes en Venezuela y el mundo entero”

Nicolás Maduro saludó a la comunidad musulmana dentro y fuera del país por el comienzo del mes de ayuno de Ramadán, que comenzó este domingo, 3 de abril.

“El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, en nombre del pueblo y Gobierno de Venezuela, extiende los mejores deseos y un feliz y bendecido Ramadán a todos los musulmanes en Venezuela y el mundo entero”, dice un comunicado gubernamental.

El texto señala que el pueblo y el Gobierno venezolano “se unen en la esperanza de un Ramadán bendito” que recuerda “los valores comunes y riqueza cultural que aportan los musulmanes” en Venezuela, donde -sostuvo- todos tienen “la bendición de vivir en plena paz, libertad, entendimiento y solidaridad, sin importar origen o creencia”.

Durante el Ramadán, los fieles deben abstenerse de comer, beber, fumar y mantener relaciones sexuales entre el alba y el ocaso.

El ayuno deben practicarlo todas las personas que hayan superado la pubertad y no se encuentren enfermas o en estado menstrual.

El Gobierno venezolano recuerda que, durante el Ramadán, los musulmanes “conmemoran la revelación del Corán al profeta Mahoma a través del espíritu fraternal de solidaridad y la oración desde el corazón, por medio del ayuno, actos de caridad, oraciones y la lectura del Corán”.

Además del texto oficial, Maduro publicó un tuit en el que expresó unirse “a la celebración del inicio del Ramadán, tiempo propicio para el encuentro, la reflexión y la fe profunda”.

Asimismo, el canciller Félix Plasencia deseó felicidad y salud a todos “los amigos musulmanes que hacen vida” en Venezuela, “tierra de inclusión y tolerancia, seguridad y tranquilidad”.

“Estas fechas de recogimiento espiritual son el compromiso por un mundo mejor donde el amor por el prójimo y la paz son una constante”, dijo el ministro