De “bandidos” y “miserables” calificó el mandatario Nicolás Maduro a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Maduro, incluso, los acusó de ser funcionarios del Departamento de Estado de Estados Unidos.

Criticó los señalamientos formulados por Acnur sobre la situación de los migrantes venezolanos.