Cada uno de ellos debe tener “una tarea permanente”, exigió al nuevo comandante de la milicia, Wistohor Chourio

La meta de la administración de Nicolás Maduro es llegar a 5 millones de milicianos equipados.

Durante el acto de transmisión de mando de las comandancias generales de la Fuerza Armada, Maduro solicitó al nuevo comandante de la milicia, Wistohor Chourio, prepararse “para llegar a los 5 millones de milicianos y milicianas en el país” y estructurar “que cada uno de ellos tenga una tarea permanente” en defensa de la seguridad y la paz.

Exigió “garantizarle a cada miliciano su uniforme, sus botas, sus insignias y sus armas para hacer de nuestro país un país inexpugnable”.

A su juicio, el arma más poderosa para derrotar al imperialismo, “esa arma secreta es el pueblo en armas, la milicia nacional bolivariana”.