“Una vez diagnosticado los casos simplemente se hace el aislamiento y la vigilancia de los contactos”, asegura el infectólogo

Manuel Figuera, presidente de la Asociación de Infectólogos de Venezuela, pide calma a los ciudadanos venezolanos por el reciente diagnóstico sobre la viruela del mono en el país. “El virus es poco contagioso. Está limitado. No se transmite por contacto sexual, sino con contacto cercano de la piel o boca piel. Es fácil de controlar tomando las medidas sanitarias correspondientes”.

El doctor indica que lo más importante es que los países deben tener la capacidad para hacer el diagnóstico. En ese sentido, asegura que Venezuela “demostró la capacidad de diagnóstico de pruebas moleculares en el Instituto de Higiene Rafael Rangel. Una vez diagnosticado los casos simplemente se hace el aislamiento y la vigilancia de los contactos”.