“El terrorismo no es fácil de derrotar, pero para que ello ocurra el enemigo interno que lo potencia y origina debe neutralizarse”, aseveró el ministro de Relaciones Interiores, Néstor Reverol

El gobierno de Nicolás Maduro, endureció su discurso este jueves 12 de marzo, dos días después de la movilización convocada por la oposición hasta el Palacio Federal Legislativo y de la actualización del informe de Michelle Bachelet, sobre las violaciones de derechos humanos.

“El terrorismo no es fácil de derrotar, pero para que ello ocurra el enemigo interno que lo potencia y origina debe neutralizarse”, aseveró el ministro de Relaciones Interiores, Néstor Reverol. “Todo pasa por identificar ese enemigo, traidor a la patria, y esa es nuestra tarea”.

Según Reverol “hay un plan nacional especial para asumir la defensa del país y el desmembramiento de todos aquellos grupos terroristas que pretendan perturbar la paz del pueblo”.

El funcionario alegó que ya sabían que en 2020 “íbamos a ser víctimas no solo de mayores presiones internacionales, sino que también el asedio vendría acompañado de la violencia terrorista”.

El martes 10 de marzo, el Gobierno de Maduro impidió la movilización opositora que debía llegar al centro de Caracas para la aprobación, por parte del Parlamento, del Pliego Nacional de Conflicto.

AME3191. CARACAS (VENEZUELA), 10/03/2020.- El líder opositor Juan Guaidó se une a simpatizantes durante los enfrentamientos con la Policía Nacional Bolivariana (PNB), este martes, en Caracas (Venezuela). La marcha había comenzado unos 30 minutos antes desde Chacao, un acomodado sector del este de Caracas y tradicional bastión opositor de la capital venezolana, y era la primera gran convocatoria de Guaidó desde que regresó de una gira internacional el pasado 11 de febrero. Al llegar a la zona, Guaidó cogió un megáfono y se metió entre los manifestantes y los policías, a quienes les dijo que en la marcha estaba “la representación legítima del pueblo de Venezuela”, en referencia a un nutrido grupo de diputados que intentaban llegar hasta el Palacio Legislativo para hacer la tradicional sesión de los martes. EFE/ Rayner Peña R.

Ese día, la alta comisionada Michelle Bachelet, denunció que en Venezuela “continúan las tensiones políticas y los actos de violencia de fuerzas de seguridad y simpatizantes del Gobierno contra parlamentarios de la oposición”.

Sentenció: “Mi Oficina sigue recibiendo alegaciones de tratos crueles, inhumanos o degradantes en la sede de la Dirección General de ContraInteligencia Militar en Caracas”.