El representante especial de ACNUR-OIM para los refugiados venezolanos, Eduardo Stein, presentó el Plan Regional de Respuesta para Refugiados y Migrantes 2020.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), anunciaron que son necesarios 1.350 millones de dólares para atender las necesidades humanitarias de los refugiados y migrantes venezolanos que han huido de la crisis de su país.

“El pedido hacia la cooperación internacional para el 2020 llega hasta 1.350 millones de dólares, es decir, prácticamente el doble de lo que se había solicitado en 2019”, dijo el representante especial de ACNUR-OIM para los refugiados venezolanos, Eduardo Stein, al presentar el Plan Regional de Respuesta para Refugiados y Migrantes 2020 (Rmrp).

Esa iniciativa es un instrumento de coordinación y recaudación de fondos preparado e implementado por 137 organizaciones, que trabajan en toda la región con el objetivo de beneficiar a casi 4 millones de personas, incluyendo a los refugiados y migrantes venezolanos y a las comunidades de acogida en 17 países.

“Los tiempos políticos en los que diferentes gobiernos y organizaciones están buscado una solución política interna para Venezuela, no se compaginan con las urgencias humanitarias de lo que este fenómeno está planteando a las vecindades”, acotó Stein.