“El gobierno de Trinidad y Tobago acaba de deportar a 16 niños venezolanos, entre ellos un bebé de 4 meses. Están devolviendo a los menores de edad en bote a Venezuela, negándoles el refugio y separándolos de sus padres”, denunció el Comisionado de la Secretaría General de la OEA, David Smolansky

El Comisionado de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA), David Smolansky, denunció este domingo 22 de Noviembre la deportación de 16 niños venezolanos, entre ellos un bebé de 4 meses, de Trinidad y Tobago.

Este hecho fue calificado como “una atrocidad” por Smolansky, quien alertó que “están devolviendo a los menores de edad en bote a Venezuela, negándoles el refugio y separándolos de sus padres que ya estaban en Trinidad.

A través de su cuenta personal de Twitter, el comisionado informó que la deportación se ejecutó al medio día de este domingo en un bote que salió desde la comunidad de Cedros.

También alertó que la defensa de estos menores introdujo un “habeas corpus” para ser presentados ante un juez en un plazo preventivo. Sin embargo, las autoridades trinitarias ignoraron la petición de no deportarlos.

“Un acto cruel y muy grave”, insistió Smolansky, quien además reiteró que Trinidad y Tobago ratificó la Convención Americana sobre Derechos Humanos y la Convención sobre Refugiados de 1951, lo cual lo obliga a dar apoyo a los migrantes en calidad de refugiados.

“Ambos instrumentos protegen a migrantes y refugiados contra la devolución”, puntualizó el comisionado de la OEA David Smolansky.