“El impacto de las sanciones económicas impuestas contra Venezuela es similar al impacto que tiene el coronavirus sobre el organismo humano. En ambos casos se afecta el sistema de oxígeno. Claro, es una imagen muy simbólica, pero es lo que intenta hacer EEUU, una parte de su élite política lo hace todo para asfixiar a Venezuela”, manifestó la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova

La presencia de buques de guerra y aviones estadounidenses en el mar Caribe podría considerarse como un intento de bloqueo naval contra Venezuela dados los informes de que Irán envió petroleros a ese país sudamericano, declaró la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova.

“La implicación de buques en las maniobras coincidió con la aparición de informaciones de que Irán había enviado petroleros para entregar combustible a Venezuela. En este contexto, los esfuerzos de Estados Unidos parecen un intento de establecer un bloqueo naval a Venezuela”, dijo Zajárova.

Además, la portavoz de la Cancillería rusa afirmó que Rusia espera que el tema del levantamiento de las sanciones a Venezuela tenga peso en el foro de la UE sobre ayuda a los migrantes venezolanos que se celebrará la próxima semana en Madrid

“Esperamos que el tema del levantamiento de las sanciones como la vía más lógica para ampliar la asistencia a Caracas a fin de que supere los problemas económicos y sociales, obtenga en el foro una importancia crucial y evidente, que tenga peso”, expresó Zajárova, al destacar que es lo que debe centrar los esfuerzos internacionales. 

Añadió que las sanciones unilaterales que EEUU impuso a Venezuela asfixian a Venezuela igual que el coronavirus SARS-CoV-2 deja al cuerpo humano sin oxígeno.

“El impacto de las sanciones económicas impuestas contra Venezuela es similar al impacto que tiene el coronavirus sobre el organismo humano. En ambos casos se afecta el sistema de oxígeno. Claro, es una imagen muy simbólica, pero es lo que intenta hacer EEUU, una parte de su élite política lo hace todo para asfixiar a Venezuela”, manifestó.

La diplomática rusa precisó que “como resultado de las medidas de restricción unilaterales de EEUU, en total más de 116.000 millones de dólares de los fondos venezolanos quedaron congelados”.

“De esta manera, al país le cortan los recursos y las posibilidades para conseguir medicamentos y medios de diagnóstico, vacunas, artículos de protección individual, equipos médicos y materiales desechables”, apuntó.