El pasado domingo, Nicolás Maduro anunció que fue detenido un jefe de ese grupo armado al que identificó como un “paramilitar” que responde al alias de “José Peligro

Las autoridades venezolanas detuvieron a 11 personas involucradas en los combates entre las Fuerzas Armadas y un grupo armado que varias ONG identificaron como disidentes de las FARC en el estado de Apure (fronterizo con Colombia), informó este miércoles el ministro de Defensa, Vladimir Padrino.

“Hemos capturado (a) 11 elementos en Apure de este mismo grupito que agredió, que pretende ocupar territorio venezolano. Estamos haciendo nuestro trabajo y lo vamos a seguir haciendo”, dijo Padrino durante un acto en que condecoró a varios militares, difundido en Twitter por el equipo de prensa de las Fuerzas Armadas.

Al respecto, denunció que “hay quienes piensan” que los militares han “entregado la soberanía de Apure”.

“No, nosotros no hemos entregado nuestra soberanía, nosotros estamos haciendo el trabajo necesario, hemos capturado 11 elementos en Apure”, afirmó antes de agregar que los arrestados ya están en Caracas.

Según agrega un comunicado de su despacho, a los arrestados les fueron incautadas armas, fusiles de asalto, municiones y granadas.

Finalmente, aseguró que cualquier “grupo armado que esté extorsionando o causando terror en la población, debe ser enfrentado con contundencia y sin vacilación”.

El pasado domingo, Nicolás Maduro anunció que fue detenido un jefe de ese grupo armado al que identificó como un “paramilitar” que responde al alias de “José Peligro”.

“Hemos capturado a un jefe del grupo paramilitar que hemos combatido en los últimos meses en el Apure, lo capturamos con dos de su lugartenientes (…) ya está en Caracas (…) y declara que había salido de sus guaridas en territorio colombiano, pasó el (río) Arauca porque venía a Caracas a un plan”, dijo el mandatario sin aclarar cuál era ese plan.

Sobre el conflicto que estalló en marzo pasado en Apure las autoridades han facilitado escasa información oficial y, hasta el momento, no han confirmado cuántos militares han fallecido ni a qué grupo armado combaten, pese a que los militares han difundido fotos de uniformes incautados con el logo de la ya desarmada guerrilla de las FARC.

Ante esa falta de datos, la ONG Fundaredes difundió numerosas informaciones sobre la situación.