El pasado 16 de agosto, Venezuela envió a Haití 30 toneladas de alimentos e insumos para atender a las personas afectadas por el terremoto

El Gobierno venezolano envió este lunes un segundo lote con 30 toneladas de ayuda a Haití, tras el terremoto que sacudió la semana pasada esa nación y en el que murieron, al menos, 2.200 personas.

“Vamos a apoyar con 30 toneladas de insumos que van dirigidos al pueblo que está sufriendo por este terremoto implacable”, dijo el ministro del Interior, Remigio Ceballos, al canal estatal Venezolana de Televisión (VTV).

El envío salió del aeropuerto Simón Bolívar de Maiquetía, que sirve a Caracas, en un avión de la aerolínea Conviasa, sancionada en 2020 por las autoridades de EEUU tras señalar que era usada para “trasladar a funcionarios corruptos del régimen en todo el mundo para impulsar el apoyo a sus esfuerzos antidemocráticos”.

A bordo, transportó medicinas, alimentos, kits de aseo personal, pañales y “una cantidad diversa de material de apoyo” para los haitianos, detalló Ceballos.

“Venezuela, en un gesto de solidaridad, presta su apoyo a los pueblos de América Latina y el Caribe”, destacó Ceballos.

El pasado 16 de agosto, Venezuela envió a Haití 30 toneladas de alimentos e insumos para atender a las personas afectadas por el terremoto.

En ese primer cargamento enviaron agua potable, medicinas y alimentos, entre otros elementos.

Precisamente, uno de los principales problemas tras el terremoto de magnitud 7,2 reside en que los daños sufridos en las exiguas comunicaciones terrestres de la región sur de Haití dificultan la distribución de ayuda humanitaria en las poblaciones más remotas, algunas de las cuales siguen sin recibir asistencia.