El jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, y Grandi (ONU) se reunieron en Madrid y trataron, especialmente, la situación humanitaria de los desplazados en Latinoamérica

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur), Filippo Grandi, agradeció este viernes el compromiso de España con los refugiados y migrantes venezolanos en el marco de la pandemia de coronavirus y su apuesta por el acceso universal a la vacuna de la COVID-19.

El jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, y Grandi se reunieron en Madrid y trataron, especialmente, la situación humanitaria de los desplazados en Latinoamérica, según informó el Gobierno.

Grandi valoró el papel del Gobierno español en la Conferencia Internacional de Donantes (mayo de 2020), en solidaridad con los refugiados y migrantes venezolanos en el contexto de la pandemia, que fue auspiciada de forma conjunta por España y la Unión Europea.

El objetivo de esta iniciativa, que recaudó más de 2.500 millones de euros en donaciones y préstamos, era atender las necesidades de los migrantes venezolanos y reforzar las capacidades de los países de acogida en la lucha contra la plaga.

España anunció, además, una contribución de 50 millones de euros en ayuda a los países de la región que acogen a venezolanos, especialmente Colombia, Perú, Chile, Ecuador y Brasil.

Sánchez reiteró hoy también el compromiso con el acceso universal a la vacuna. Recordó que España es uno de los colíderes de ACT-Accelerator, un instrumento clave organizado a través de COVAX, cuyo objetivo es que las vacunas lleguen a los países en vías de desarrollo con apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Foto: EFE
Foto: EFE

Al respecto, España acaba de aprobar el Plan de Vacunación Solidaria para contribuir a garantizar un acceso justo, asequible y universal a la vacuna.

Sánchez destacó igualmente que, España, que preside la Asamblea de la Alianza para el Sahel, quiere movilizar a la comunidad internacional para ayudar a esta región africana y, en particular, para abordar la situación de los desplazados forzosos.

En este sentido, destacó la necesidad de actuar de manera simultánea en seguridad, desarrollo y asistencia humanitaria y en cooperación migratoria.

El Gobierno español, recordó Sánchez, trabaja en un Plan de Acción Nacional para la aplicación del Pacto Global sobre los Refugiados y mostró interés por organizar de forma conjunta el acto del 70 aniversario de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 y que cuente con una fuerte participación de la sociedad civil.

España es uno de los principales receptores de solicitudes de asilo de la Unión Europea. En 2020 ocupó el tercer lugar, con 88.762 peticiones, en su mayoría de venezolanos, colombianos y hondureños.

Ese año concedió estatuto de refugiado o protección subsidiaria a 5.127 personas y otras 40.592 recibieron protección por razones humanitarias, casi todos venezolanos, según datos provisionales del Ministerio del Interior. 

Con información de EFE