“No hay motivo de alarma en Venezuela, pero sí se hace necesario investigar por métodos de laboratorio casos con antecedentes de viaje o sintomatología sospechosos (fiebre, malestar general y lesiones en la piel), recordando que otras enfermedades como la varicela (lechina) pueden presentarse con lesiones similares”, señaló el comunicado difundido este viernes y firmado por los doctores Enrique López-Loyo, presidente de la Academia, y Huniades Urbina, secretario

La Academia Nacional de Medicina informó este viernes que “continuará monitoreando la situación y haciendo las recomendaciones pertinentes” para afrontar la crisis generada por la viruela del mono.

“No hay motivo de alarma en Venezuela, pero sí se hace necesario investigar por métodos de laboratorio casos con antecedentes de viaje o sintomatología sospechosos (fiebre, malestar general y lesiones en la piel), recordando que otras enfermedades como la varicela (lechina) pueden presentarse con lesiones similares”, señaló el comunicado difundido este viernes y firmado por los doctores Enrique López-Loyo, presidente de la Academia, y HUniades Urbina, secretario, respectivamente.

Los académicos recordaron que la viruela “fue declarada erradicada en 1980, gracias al uso de la vacuna, y el virus causante solo existe en un par de laboratorios de investigación. Al dejarse de vacunar contra la viruela la población perdió su inmunidad contra esa enfermedad, así como también contra otros virus relacionados, entre los cuales se encuentra el de la viruela de los monos o monkeypox”.

Destacaron, también, que el virus de la viruela de los monos “es muy poco transmisible entre humanos, y es incapaz de establecer largas cadenas de transmisión”.