“Etiendo que (Diosdado) Cabello le saboteó su acuerdo entre ellos”, dijo Guaidó a la prometida reincorporación de la bancada del PSUV al Parlamento Nacional

El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó afirmó este jueves 19 de septiembre que el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, ha saboteado la mesa de diálogo del chavismo y la minoría opositora.

“Entiendo que (Diosdado) Cabello le saboteó su acuerdo entre ellos”, dijo Guaidó a la prometida reincorporación de la bancada del PSUV, y que no ocurrió esta semana. Este es uno de los seis puntos del entre los acuerdos parciales que firmó el gobierno del mandatario Nicolás Maduro y cuatro partidos de oposición: Movimiento al Socialismo, Avanza Progresista, Soluciones, Cambiemos.

Foto: Rafael Briceño

En un acto realizado por el llamado Frente Amplio Venezuela Libre, Guaidó desestimó el alcance de la llamada mesa de diálogo nacional que calificó como “un acuerdo entre ellos” y que, según él, “lo incumplieron en menos de 24 horas”.

Otro de los puntos acordados es la liberación de los presos políticos, de los cuales, hasta ahora solo se conocen dos casos de excarcelación; la del primer vicepresidente de la AN Edgar Zambrano y la de Michelle Pañalver, hija del coronel de la Guardia Nacional Bolivariana y ex juez militar, Ramón Peñalver, a quien detuvieron por los hechos del pasado 30 de abril.

“El régimen ya no se pone de acuerdo ni entre ellos, acordaron entre ellos volver al Parlamento, el cual por cierto nunca debieron dejar, yo no los elegí, no voté por ellos y ni votaría nunca por ellos, pero hubo unos ciudadanos que sí”, dijo Guaidó.

A su juicio, esta situación revela que Maduro “no manda” y “no tiene el control” del Gobierno.

Recordó que días atrás un miembro de la Asamblea Nacional Constituyente, un órgano legislativo conformado solo por chavistas que es presidido por Diosdado Cabello, “decía que ellos no iban a renovar” a las autoridades electorales, otro de los puntos del acuerdo firmado esta semana.

A su juicio, el Gobierno de Maduro ya ha intentado “burlarse de la comunidad internacional” con el fallido diálogo en República Dominicana (2016-2018), con el adelanto de las elecciones presidenciales a mayo de 2018 y con los principales partidos y líderes opositores inhabilitados.

Afirmó que los representantes del chavismo “se han aislado cada vez más financieramente, diplomáticamente e, incluso, políticamente”.

Foto: Rafael Briceño

Por ello, emplazó a Maduro a explicar las razones por las cuales abandonaron el mecanismo de diálogo de Barbados, bajo los auspicios de Noruega, tras haber recibido una propuesta concreta de la delegación opositora, consistente en la conformación de un consejo de gobierno y en la separación de sus cargos tanto de Maduro como de Guaidó.

El planteamiento opositor, acotó Guaidó, “es constitucional y, lo más importante aun, (tiene) el respaldo del mundo libre”.

Al referirse a la libertad del primer vicepresidente del Parlamento, Édgar Zambrano, tras más de 100 días en prisión, Guaidó exigió a la Administración de Maduro “liberar a todos los presos políticos civiles y militares que hoy están padeciendo torturas en Venezuela”.

Guaidó recibió el respaldo del llamado Frente Amplio Venezuela Libre, una plataforma que agrupa a partidos políticos, organizaciones no gubernamentales, gremios empresariales, sindicatos y movimientos estudiantiles, entre otros.

“La crisis que negaron, que ocultaron les explotó en la cara y nos explotó en la cara como sociedad”, dijo Guaidó, al apuntar que se registran más de 4,3 millones de migrantes venezolanos.