El defensor de Derechos Humanos esperó durante una semana por una operación en el Hospital Central de Barquisimeto

Este lunes 1° de junio falleció en Lara, el dirigente social y defensor de derechos humanos Víctor Martínez, quien era paciente oncológico y esperó durante siete días por una intervención quirúrgica en el Hospital Central Antonio María Pineda
(HCAMP) de Barquisimeto.

Martínez llegó el pasado lunes con fuertes dolores producto de una obstrucción intestinal y según denunciaron sus familiares, tuvo que esperar más de 24 horas para ser ingresado. “Todo el mundo estaba muy ocupado. Habían demasiados enfermos”, dijo su hijo reseñado por el diario La Prensa de Lara.

Su hijo, también llamado Víctor Martínez, contó que su padre tenía tres días esperando ser operado de una obstrucción intestinal y durante la espera no le colocaron calmantes.

La familia indicó que en el hospital de Lara, el dirigente estuvo cuatro días sin comer y luego de denuncias a través de las redes sociales accedieron a operarlo. “En medio de la desesperación hicimos un audio que difundimos por las redes. Gracias van a operarlo”, dijeron los familiares. Finalmente, tras una semana de espera este lunes se le practicó la operación pero falleció.

Martínez fue diputado del Consejo Legislativo del Estado Lara y militó en el partido Movimiento V República del que fue expulsado, tras revelarse antes acciones con las cuales discordaba.

Su trayectoria estuvo marcada por duros momentos como el asesinato de su hijo Mijail, en 2009, a manos de sicarios.