La alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, pidió la disolución de este organismo de seguridad en julio pasado. El mandatario Nicolás Maduro respondió: “Que viva el FAES. Todo el apoyo”

Las críticas que ha hecho la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, a la Fuerza de Acciones Especiales (FAES) han sido reiteradas y sostenidas. En el informe que presentó el pasado 4 de julio Bachelet solicitó al mandatario Nicolás Maduro eliminar la FAES por su reiterada participación en violaciones de derechos humanos y ejecuciones extrajudiciales.

En la actualización que hizo este lunes 9 de septiembre, la alta comisionada denunció que la FAES no solo no ha sido disuelta, sino que además recibió el apoyo del más alto nivel del gobierno de Maduro.

“Mi Oficina ha seguido documentando casos de posibles ejecuciones extrajudiciales cometidas por miembros de las Fuerzas de Acción Especiales de la Policía Nacional – conocidas como FAES – en algunos barrios del país. Tan sólo en el pasado mes de julio la organización no-gubernamental Monitor de Víctimas identificó 57 nuevos casos de presuntas ejecuciones cometidas por miembros del FAES en Caracas”, expresó.

“Los casos documentados muestran el mismo patrón identificado en mi informe de junio y revelan la ausencia de mecanismos eficaces para proteger a los testigos y familiares de las víctimas, quienes en su mayoría son mujeres. Mi Oficina no ha recibido información sobre medidas para implementar la recomendación del informe sobre la disolución de las FAES y prevenir la posible comisión de ejecuciones extrajudiciales. Por el contrario, las FAES han recibido apoyo al más alto nivel del Gobierno”, agregó.

Pero Maduro no solo no disolvió el organismo de seguridad, sino que le dio “todo el apoyo” durante un acto con la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

“Todo el apoyo para el FAES en su labor diaria de darle seguridad al pueblo de Venezuela. Que viva el FAES. Todo el apoyo”, expresó Maduro el pasado 17 de julio.

Las denuncias contra la FAES por su presunta relación con violaciones de derechos humanos son cotidianas. Este organismo ha participado en acciones como el allanamiento de la vivienda del dirigente opositor Gustavo Tarre Briceño, embajador de la Asamblea Nacional ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

Este mismo 9 de septiembre familiares de una víctima de la FAES en el estado Lara denunciaron que este organismo de seguridad “se equivoca”.