Se investiga el presunto cobro de 4,5 millones de euros de PDVSA por parte del hijo del exembajador de España en Venezuela, Raúl Morodo, mediante supuestos contratos falsos de asesoría legal suscritos con la petrolera entre 2012 y 2015, cuando su padre ya no estaba al frente de la embajada en Venezuela

El exembajador de España en Venezuela, Raúl Morodo, está citado para mañana lunes a declarar en la Audiencia Nacional española como investigado en la causa sobre el presunto blanqueo de fondos de la petrolera estatal venezolana, Pdvsa.

La declaración de Morodo forma parte de la ronda de comparecencias programadas hasta el viernes sobre ese causa, que comenzará este lunes con el interrogatorio de quien fuese embajador en el país latinoamericano entre los años 2004 y 2007, de su hijo Alejo y de su mujer, Cristina Ceñaque.

El juez instructor accedió a volverles a escuchar a petición de la Fiscalía Anticorrupción, tras detectar que Morodo y su familia realizaron transferencias desde cuentas bancarias en Suiza a René Arreaza, quien fue coordinador general de Vicepresidencia en el Gobierno de Hugo Chávez.

En esta causa, se investiga el presunto cobro de 4,5 millones de euros de Pdvsa por parte del hijo de Morodo, mediante supuestos contratos falsos de asesoría legal, suscritos con la petrolera entre 2012 y 2015, cuando su padre ya no estaba al frente de la embajada en Venezuela.

El dinero ,presuntamente, se blanqueó después mediante una compleja trama de sociedades creadas por el hijo y otros investigados, entre ellos, la mujer de Morodo, y dos socios venezolanos.

Uno de ellos, Juan Carlos Márquez, se suicidó en 2019 tras declarar ante el juez, y el otro, Carlos Prada, fueron llamados también a declarar.

Tanto el exembajador como su familia lo negaron todo y sostienen que el patrimonio a nombre de su mujer procede de una herencia.

A lo largo de la próxima semana, el juez tomará declaración a 16 testigos, entre los que destaca Guillermo Morodo, hermano del exdiplomático, y Nervis Villalobos, viceministro de Energía en el Gobierno de Chávez y quien, tras su detención en España en 2017, figura como investigado en otra causa que se instruye también en la Audiencia Nacional, sobre el presunto desfalco de Pdvsa.