El informe del equipo de la comisionada de DDHH de la ONU considera arbitraria la detención del parlamentario y sugirió una indemnización y otros tipos de reparación.

El grupo de trabajo de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos (DDHH) de la Organización de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, pidió la liberación inmediata del diputado Juan Requesens.

Asimismo, sugirió una indemnización y otros tipos de reparación conformes al derecho internacional, pues consideran arbitraria la privación de libertar del parlamentario.

También instó al Gobierno a realizar una “investigación exhaustiva e independiente de las circunstancias en torno a la privación arbitraria de libertad” de Requesens, con el fin de adoptar las medidas pertinentes.

El grupo de trabajo de Bachelet remitirá el caso al Relator Especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, así como al Relator Especial sobre el derecho al disfrute del nivel más alto de salud física y mental.

El parlamentario fue detenido el 7 de agosto de 2018, por funcionarios del Sebin, junto a su hermana Rafaela Requesens, quien fue liberada horas después.

A Requesens, se le acusa de complicidad en la activación de los drones con explosivos con los que se perpetró el ataque durante un acto oficial presidido por el mandatario Nicolás Maduro.