En algunas escuelas de la UCV sí hubo clases durante este jueves, en otras suspendieron a media mañana por falta de agua en la zona, mientras que otras decidieron comenzar a partir del próximo lunes

En la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela (UCV) reiniciaron las clases este jueves 4 de marzo a las 7 am, pero a las 10 am las volvieron a suspender por falta de agua, al menos por lo que resta del día. Esa fue la información que le dieron al profesor de Derecho Constitucional y Procesal Penal, Javier Elechiguerra, quien no daba clases desde hace más de 15 días.

Foto: Rafael Briceño -Contrapunto

“De cada tres clases se ha perdido una”, calcula Elechiguerra. Hoy, a su clase, de 60 estudiantes que están inscritos, solo asistieron 12 alumnos. Con 42 años impartiendo clases, para el profesor esta situación de deterioro es inédita y ni siquiera la compara con el allanamiento a la UCV en 1969.

El director de la Escuela de Derecho, Francisco Paz, explicó que ayer en Consejo Universitario se decidió “reanudar progresivamente” las clases ya que contaban con el servicio de luz y agua “en pleno funcionamiento”, pero hoy, al parecer, la zona de Los Chaguaramos quedó de nuevo sin suministro y afectó a la universidad.

En Derecho tienen pautado plantear este viernes en un Consejo extraordinario un plan de contingencia para que los alumnos puedan reponer las clases perdidas con actividades que vayan adelantando desde sus casas.

En la Escuela de Psicología no suspendieron las clases a pesar de la falta de agua, pero sí hubo mucha inasistencia de profesores y estudiantes, según Eduardo Santoro director de la Escuela, sobre todo, “de estudiantes que viven en las zonas colindantes con Caracas”.

De las clases que se imparten allí los jueves, solo se cumplió con 30%, estimó el profesor, que a su clase de este jueves, de 30 alumnos inscritos, solo asistieron 11.

Foto: Rafael Briceño – Contrapunto

Santoro explicó que en cada Escuela los problemas son distintos. Por ejemplo, en Psicología hay algunas materias que son asistenciales, es decir tienen que atender pacientes, y hasta que no tengan seguridad de que los estudiantes puedan asistir, no pueden convocar a los pacientes. Por ello, tomaron la decisión de no reactivar las consultas al menos hasta el próximo lunes.

Osmerly Contreras asistió a clases porque “realmente necesitaba saber qué iba a dar el profesor”. Llegó desde los Valles del Tuy. Hoy solo vio dos clases y en ambas se habló sobre previsiones en caso de que se vuelvan a suspender las clases. Ahorita comenzó el segundo semestre de Economía y la constante suspensión de clases le ha impedido hacer los trámites para cambiarse a Comunicación Social, que es lo que realmente quiere estudiar. A sus 18 años, también ha pensando en abandonar los estudios universitarios e irse del país.

En las siete escuelas y en los posgrados de Faces se tomó la decisión de reanudar las clases a partir del lunes debido a la falta de personal de vigilancia por la flexibilización en la asistencia de los trabajadores, según Adicea Castillo, coordinadora de Estudios de Postgrado y actual encargada del Decanato de Faces.

Foto: Rafael Briceño – Contrapunto

“Entre hoy y mañana las autoridades se reunieron para terminar de coordinar la reprogramación”, explicó Castillo y que para largo plazo están preparando un plan de contingencia ante las fallas en la luz y el agua. En el caso del agua, se están planteando revisar pozos inhabilitados dentro de la UCV que puedan rehabilitar para usar en las facultades y tratar de mantener el suministro de agua.

“Tenemos tiempo con el problema del agua pero por los apagones se agudizó”, recalcó la autoridad de Faces.

El Consejo Universitario de la UCV acordó reanudar las clases este 4 de abril con flexibilidades en las materias y en la asistencia de los trabajadores de la casa de estudios. También se anunció la reprogramación de actividades en cada Consejo de Facultad.

El Ejecutivo Nacional ordenó el reinicio de las actividades el pasado 3 de abril para todos los niveles educativos luego del último apagón del 29 de marzo, el tercero en el mes, que dejó más de 16 estados sin luz.