Las Mercedes en Caracas se caracterizó por ser una zona en la que los restaurantes eran uno de los principales negocios de los que se conocían en la urbanización de Baruta, pero en los últimos años se han transformado en locales vacíos, tiendas que ahora son restaurantes, edificios de oficinas con pocas empresas trabajando en ellas o simplemente estructuras solas esperando ser otros comercios.

El antiguo local Doña Caraotica cerró a mediados de 2017, para convertirse en Caracas Pool y a raíz de la pandemia les tocó a los dueños del “a bajar su santa maría”. Según rumores de algunos baruteños estaría próximo a convertirse en un edificio de oficinas.

En el último mes de 2020, el establecimiento de comida española El Urrutia fue derrumbado y actualmente es un estacionamiento.

Antes de ser una obra en proceso, en este espacio estaba la Botánica Las Mercedes, ahora será próximamente un edificio de oficinas.

La Auyama era antes una local que se ganó su fama por sus mesas siempre llenas de cervezas y una verdura que te recibía en la entrada. Ahora solo quedan ruinas y una estructura destrozada por el tiempo.

La Panadería Crocantina cerró hace no menos de dos años. Dentro su local solo quedan sillas acumuladas y una estatua de la virgen que cuida la fachada.

Lo que era un estacionamiento al lado de la estación de radio YVKE Mundial, era antes un centro de apuesta. Alrededor del año 2005 fue convertido en un restaurante italiano llamado Il Castello, que tenía un anexo donde funcionaba un local de billar llamado: Mr. Pool.

Hasta el año 2019, el restaurante era la veterinaria Las Mercedes, a principios de este año este espacio se transformó en Emilia Romagna, un local de pasta artesanal y pastelería.

Esta estructura era la clínica veterinaria El Establo, que también cerró sus puertas y estaría próximo hacer un edificio de oficinas.

Antes era el restaurante Micaela, ahora un edificio de oficinas vacias.