A algunos bancos llegaron los nuevos billetes y en otros los cajeros no funcionaban, sin embargo el monto entregado no alcanzaba para mucho

Este lunes 15 de marzo, en el primer día de flexibilización parcial y limitada con cerco sanitario, en Baruta se pudieron observar varias particularidades, pero la que más llamó la atención fue la relacionada con el transporte público y los cajeros automáticos de las entidades bancarias. Los comercios prioritarios se encontraban abiertos con algunas excepciones de los no tan prioritarios que tenían arriba sus santamarías.

El transporte público funcionaba en el municipio a media máquina pero si funcionaba, el costo por ahora sigue siendo de 300 mil bolívares, un monto sencillo de escuchar pero difícil de conseguir, sobretodo tomando en cuenta que en algunas entidades bancarias el límite por cajero era de 200 mil bolívares, eso si, con billetes nuevos incluídos.

Contrapunto realizó un recorrido por cuatro bancos del municipio y conseguimos distintas realidades, de las cuáles, ninguna satisface al máximo al ciudadano de a pie que se pregunta ¿Tiene sentido que un banco entregue menos de un millón de bolívares en efectivo?

Pasamos por el Banco Mercantil y había una importante cola para el cajero automático, la finalidad era poder conseguir 200 mil bolívares: “Con esta verga aquí todos acumulados para sacar una cantidad absurda de dinero, pero que al menos me sirve para completar un porcentaje importante de un pasaje de ida”, expresaba una usuaria dentro de la cola.

Un hombre sencillo con botas de obrero se nos acercó y nos explicó que dentro de la entidad bancaria por taquilla daban 400 mil bolívares más, es decir, se completaban los 600 mil bolívares del pasaje ida y vuelta de un día.

Sin embargo, para el venezolano promedio que debe montarse en una camioneta, le resulta complicada esta rutina mezclada con la laboral, pues si eres cliente del Mercantil deberás ir todos los días al banco y rezar por tener el efectivo justo y completo para ir y venir.

Pasamos por el Banco Venezolano de Crédito en La Trinidad y de nuevo no tenía efectivo, algo constante en esta entidad bancaria, al menos la de esta zona, no se recuerda cuál fue la última vez que funcionaron los cajeros, preferimos no indagar en el asunto.

En Banesco del municipio Baruta, no había nada que buscar, el banco se encontraba con las puertas cerradas, por lo cual ya no era una opción. Finalmente, en la agencia del Banco de Venezuela, el cajero no estaba disponible y por la taquilla únicamente daban 400 mil bolívares en efectivo.

En fin, así se debe mover un ciudadano de a pie hasta su trabajo si sale del municipio Baruta, todas estas alternativas no aplican si tienes dólares y aceptas venderlos en la tasa que colocan los compradores informales de divisas.