El representante de Estados Unidos cuestionó las violaciones a los derechos humanos en Venezuela y dijo respaldar el desarme y desmantelamiento de la fuerza especial del gobierno, sugerido en el informe de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet

Elliot Abrams, encargado especial de Estados Unidos para Venezuela solicitó este viernes a las democracias del mundo que se unan para repudiar las violaciones a los derechos humanos en Venezuela.

Abrams hizo esta petición en la sede de la Organización de Estados Americanos OEA, en Washington, en el marco de la conferencia de prensa sobre “Crímenes Internacionales en Venezuela”.

El encargado de Estados Unidos para Venezuela puso como ejemplo el caso del recién electo presidente de Grecia, el conservador Kyriakos Mitsotakis, quien reconoció este viernes al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como presidente encargado de Venezuela.

“Invitamos a los gobiernos del mundo a tomar acciones como nosotros lo hemos hecho, y agradecemos a quienes están actuando. Ninguna dictadura dura para siempre, y cada que pasa, cada día en el que se aplican torturas, es un día menos para el régimen en el poder”.

“Más de 4 millones de venezolanos se han visto obligados a huir de su hogar y pronto van a ser 5 millones“, dijo al comentar que esta situación “no es normal ni aceptable para el pueblo venezolano ni para los pueblos limítrofes“.

“Todos vieron el informe de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, que presenta las pruebas que demuestran que la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) ha estado abusando y torturando a los detenidos“, dijo.

“Estos informes -precisó- hacen referencia a asfixia, descargas eléctricas, cortes en los pies amenazas de muerte, y falta de comida a los soldados acusados de traición“.

Destacó además que familiares de 10 prisioneras del Dgcim denunciaron que éstas se encuentran en lugar desconocido

“Todos estamos al tanto que el capitán de corbeta de la Armada Nacional Bolivariana, Rafael Acosta Arévalo murió a manos de los matones del presidente Maduro“, dijo al resaltar que esta semana el mandatario venezolano denegó la solicitud de sus familiares de recibir sus restos.

“Nosotros respaldamos la convocatoria de desarmar la fuerza especial del gobierno al que el informe responsabiliza de ejecuciones extrajudiciales“, culmino el representante de Estados Unidos en la conferencia de la OEA.