Además de las conversaciones que se adelantan en Noruega entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición, a finales de la semana pasada, en el Vaticano, otros actores iniciaron contactos orientados a solucionar la crisis política que atraviesa Venezuela

El secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin, el encargado del gobierno de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, y el cardenal de Caracas, Baltazar Porras, llevan a cabo reuniones sobre la situación venezolana, desde el pasado 23 de mayo, en el Vaticano, paralelas a las que se adelantan en Oslo, Noruega.

Abrams y Parolin, quien fue nuncio apostólico en Venezuela, “se encuentran estableciendo estrategias que se basan en acciones viables para acabar con la terrible situación del país, a la vez que intentan alinearse con las negociaciones que se desarrollan en Oslo, Noruega”, de acuerdo con información reseñada por AlNavío.

El cardenal Porras, por su parte, habló de la necesidad que tiene Venezuela de recibir ayuda humanitaria, para lo cual -dijo- la Iglesia cuenta con innumerables canales que podrían hacer efectivo su ingreso a territorio nacional.

En el año 2016 el Vaticano también fungió de mediador entre el Gobierno y la oposición, pero las conversaciones no fueron fructíferas.

Ambas partes (oposición y Ejecutivo nacional) están al tanto de los contactos en la Santa Sede.