“La situación no ha cambiado en absoluto”, aseguró el cardenal Pietro Parolin.

Mientras sectores políticos venezolanos siguen clamando por la ayuda de la Iglesia católica, el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, da su dictamen sobre la crisis de Venezuela.

“En Venezuela la situación no ha cambiado en absoluto, los problemas de siempre continúan presentes y no se conocen las perspectivas. La propuesta que se realiza es que exista una solución interna, pacífica y democrática”, enfatizó Parolin al margen de una conferencia de la Acción Católica acerca de la “Pedagogía de la santidad”.