El Dividendo Voluntario para la Comunidad se ha activado para funcionar como centro de recolección de donaciones ante la vaguada por medio de una plataforma logística

El Dividendo Voluntario para la Comunidad siempre ha apoyado a Venezuela en momentos de desastres naturales. Con motivo de lo ocurrido en el estado Mérida por las torrenciales lluvias, el DVC a través de su Banco de Alimentos, se suma a la iniciativa.

“Mérida nos necesita” de Cáritas de Venezuela, para asistir a los municipios más
perjudicados: Tovar, Zea y Antonio Pinto Salinas, ubicados en el Valle del Mocotíes.

Ante esta difícil situación, el Dividendo Voluntario se ha activado para funcionar como centro de recolección de donaciones e insumos y poder atender de manera eficiente la emergencia, utilizando la plataforma logística del Banco de Alimentos DVC.

Son más de 400 familias afectadas y 18 fallecidos, según el “Informe de Situación
Especial” elaborado por el Equipo de Emergencia de Cáritas de Venezuela.

Cáritas informa que los requerimientos con mayor urgencia son los siguientes:

Alimentos no perecederos, agua potable, productos de higiene, medicamentos, insumos, médicos, kits de primeros auxilios, equipos de protección personal, ropa, mantas y zapatos en buen estado.

Además, se pueden hacer donaciones a través de transferencias bancarias a las cuentas disponibles.