“Pedimos a nuestros aliados que implementen sanciones financieras y de viajes serias contra Maduro y su entorno, y que insten a Rusia, Cuba y China a cesar su apoyo a Maduro”, afirmó en una rueda de prensa el embajador de Estados Unidos ante la ONU en Ginebra, Andrew Bremberg

Opositores venezolanos y el Gobierno de Estados Unidos solicitaron a China, Cuba y Rusia que retiren su apoyo a Nicolás Maduro y pidieron que implementen “sanciones financieras y de viaje serias”.

“Pedimos a nuestros aliados que implementen sanciones financieras y de viajes serias contra Maduro y su entorno, y que insten a Rusia, Cuba y China a cesar su apoyo a Maduro”, afirmó en una rueda de prensa el embajador de Estados Unidos ante la ONU en Ginebra, Andrew Bremberg, acompañado de dos políticos venezolanos opositores.

El diputado Miguel Pizarro defendió también la política de sanciones y rechazó que el pueblo venezolano sea la víctima de estas medidas.

“Cuba y otros dicen que la crisis en Venezuela se debe a las sanciones, pero esto es mentira, lo que esta ocurriendo es el colapso de un modelo en el que la mitad de la población total del país se ha convertido en refugiados o migrantes, o necesita ayuda humanitaria”, declaró Pizarro, representante de Juan Guaidó ante la ONU.

China, Rusia y Cuba, sostuvo Pizarro, deben decidir entre seguir apoyando a Maduro o seguir haciendo negocios con otros países sudamericanos que están sufriendo los efectos de la crisis venezolana a causa de la migración.

Incluso, aseguró que si las sanciones se levantaran, las divisas que entrarían al país no serían utilizadas por el Gobierno de Maduro para mejorar la situación del pueblo, sino para reforzar su posición, reseñó EFE.