“El sistema educativo venezolano ya presentaba fallas de infraestructura, contenidos y recursos humanos, aunados a la emergencia humanitaria compleja por la que atraviesa Venezuela, los constantes cortes eléctricos y las deficiencias en los servicios de internet, hechos que complejizan la transición hacia una educación virtual”, subrayó la coordinadora de investigación del Monitor Joven, Evelyn Pinto

El proyecto #MonitorJoven de la Red Universitaria por los Derechos Humanos, advierte que las fallas en los servicios públicos dificultan la transición a la educación virtual.

En medio de una pandemia global y los distintos llamados de organizaciones internacionales y gobiernos para adoptar la educación virtual como mecanismo de prevención y aislamiento ante el CoVID-19, la coordinadora de investigación del Monitor Joven, Evelyn Pinto, manifestó: “El sistema educativo venezolano ya presentaba fallas de infraestructura, contenidos y recursos humanos, aunados a la emergencia humanitaria compleja por la que atraviesa Venezuela, los constantes cortes eléctricos y las deficiencias en los servicios de internet, hechos que complejizan la transición hacia una educación virtual”.

Monitor Joven, es una iniciativa impulsada por A. C. Consorcio Desarrollo y Justicia, que hace seguimiento a las condiciones y vulnerabilidades que viven los jóvenes para acceder a la educación universitaria. Su atención se enfoca en seis estados de país: Distrito Capital, Mérida, Táchira, Aragua, Carabobo y Miranda, con el objetivo de acompañar y promover el aumento de las potencialidades que permitan el empoderamiento de los jóvenes, todo esto, enmarcado en la defensa de los derechos humanos y la promoción de la democracia para fortalecer el activismo juvenil pacífico.

A finales de abril se publicó el tercer boletín del #MonitorJoven, titulado Virtualización de la educación en Venezuela, una realidad excluyente, en el cual se expone que en Venezuela el panorama educativo virtual se encuentra afectado por la deficiencia de servicios públicos necesarios para el desarrollo de este formato académico.

Según el Observatorio Venezolano de Servicios Públicos, 51% de los ciudadanos reporta fallas del servicio de internet en el hogar todos los días y 40% de los encuestados para diciembre 2019, reportaba tener fallas diarias de electricidad en sus hogares, lo que en medio de este contexto coloca en tela de juicio, la factibilidad de innovar tecnológicamente y desmarcar de tintes ideológicos el sistema educativo en Venezuela.

En el boletín los expertos en el área tecnológica, Luis Carlos Díaz, especialista en comunicación digital, y el vicepresidente de Internet Society Capítulo Venezuela (ISOC), Andrés Azpúrua, ofrecen sus recomendaciones

Para Luis Carlos Díaz, se requiere de “expertos en pedagogía y pedagogía en línea, algo con lo que no cuenta el Ministerio de Educación en estos momentos y una materia que ignora por completo quien está encargado de ese ente”.

Sí ve posible la educación en plataformas digitales en Venezuela, pero “en burbujas” debido a que “no es escalable a toda la población y es altamente excluyente de la mayoría de los niños del país”.