La Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) indicó que es vital tener una “armonía entre el sistema político y el sistema educativa” y formar ciudadanos que pueden convertirse en una “verdadera palanca de desarrollo”

La falta de políticas que respondan a las necesidades educativas del país, la desprofesionalización de los maestros y la ausencia de participación activa de la familia como actor en el proceso de formación, son los algunos de los factores que llevaron al estancamiento de Venezuela, según sentenció este sábado la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). 

El pronunciamiento de la UCAB surgió en la conmemoración al “Día del Maestro” en el país, una fecha que aprovechó para reconocer la importancia de tener una “armonía entre el sistema político y el sistema educativa” para formar ciudadanos que pueden convertirse en una “verdadera palanca de desarrollo” como sucedió durante la era democrática venezolana. 

La senda desarrollo sustentada “sufrió por el estancamiento creado a partir de la falta de renovación en las formas de comprensión del hecho político, que impactó dolorosamente al desarrollo educativo del país. El inicio de la crisis de la democracia de partidos también implicó la crisis del sistema educativo”, sentenció el centro de estudio.

La UCAB puntualizó que el “estancamiento de Venezuela como nación es consecuencia de la ausencia de políticas educativas coherentes con nuestra realidad, de la desprofesionalización a propósito de la carrera profesional del Educador venezolano, de la ausencia de participación activa de la familia como actor educativo de primer orden. El estancamiento de la educación venezolana es responsabilidad de todo un país”.

A su vez, la importante universidad venezolana reconoció la labor de los casi 500 mil docentes del país que día a día cumplen con su labor en las “peores condiciones materiales, laborales y emocionales en las que se puede ejercer esta profesión”.