Los líderes estudiantiles Jennifer Sequera y Vicente Hernández hicieron un llamado a las autoridades del gobierno regional para que tomen cartas en el asunto y garanticen la inviolabilidad del recinto universitario, especialmente en tiempos de cuarentena

El pasado 1º de junio la comunidad universitaria de todo el país quedó impactada por la quema de la biblioteca de la Universidad de Oriente (UDO), núcleo Cumaná, estado Sucre, en un acto vandálico cuya autoría algunos asocian a grupos identificados con el partido de gobierno, PSUV.

Al enfrentar los ataques constantes contra las máximas casas de estudio públicas del país, los cuales se han exacerbado a raíz de la declaratoria del Estado de Alarma como consecuencia de la pandemia de coronavirus, dirigentes estudiantiles de la UDO, núcleo Bolívar, decidieron resguardar los libros depositados en sus bibliotecas.

Jennifer Sequera, presidente del movimiento estudiantil Somos Udistas, denunció la “precaria condición en la que hoy se encuentra la universidad. La UDO cuenta con 5 núcleos, siendo los de los estados Bolívar y Sucre los más afectados” por actos vandálicos. Por eso, dirigentes estudiantiles iniciaron una jornada de recuperación de textos de la biblioteca de la UDO Bolívar, también violentada por el hampa común.

Sequera y Vicente Hernández, presidente del movimiento Más Udistas, ambos estudiantes de la escuela de Ciencias de la Tierra del núcleo de Bolívar, decidieron ayudar en el rescate de los libros que a fin de cuentas son la única fuente de saber de muchos compañeros que no tienen acceso a las tecnologías de la comunicación e información.

Como dirigentes estudiantiles no solo lucharemos por las reivindicaciones estudiantiles, sino que también lo haremos por nuestra alma máter. Todos tenemos corresponsabilidad en lo que ocurre en esta casa de estudios”, expresó Sequera.

Sequera y Hernández, apoyados por varios estudiantes de la UDO, llevaron a cabo una jornada de revisión, selección y recuperación de textos que se hallan en las bibliotecas del núcleo Bolívar. “Este es el trabajo que se debe hacer, generar un mensaje de inclusión y de esa forma despertar un verdadero sentimiento de pertenencia hacia la universidad. Por la UDO han desfilados y egresado miles de estudiantes, hoy profesionales, que repudian los actos vandálicos cometidos en su contra”.

Los líderes estudiantiles hicieron un llamado a las autoridades del gobierno regional para que tomen cartas en el asunto y garanticen la inviolabilidad del recinto universitario, especialmente en tiempos de cuarentena. Para Sequera y Hernández es ilógico que hagan caso omiso a lo que sucede en la casa de estudios más importante del oriente del país.

Para ambos, las autoridades universitarias han adelantado hasta ahora un arduo trabajo tratando de sobrellevar las cosas con el mismo presupuesto asignado desde hace 11 años. “Al igual que nosotros, se encuentran de manos atadas por no poder parar los actos delictivos en la universidad”.