Las mayores caídas en la ingesta calórica ocurrieron mucho antes de las sanciones de Estados Unidos, aseguraron Leonardo Vera y Douglas Barrios, en respuesta al trabajo difundido por Mark Weisbrot y Jeffrey Sachs

Sobre las consecuencias de las sanciones de Estados Unidos (EEUU) en la población venezolana hay posiciones encontradas. Recientemente Mark Weisbrot y Jeffrey Sachs publicaron un análisis según el cual estas medidas afectaron la alimentación de la población, pero los economistas Leonardo Vera y Douglas Barrios lo desmintieron.

“Las sanciones redujeron la ingesta calórica de la población, aumentaron las enfermedades y la mortalidad (tanto para adultos como para menores) y desplazaron a millones de venezolanos que huyeron del país como producto del empeoramiento de la depresión económica y la hiperinflación. Las sanciones agudizaron la crisis económica de Venezuela e hicieron casi imposible estabilizar la economía, lo que contribuyó aún más a un mayor número de muertes. Todos estos impactos perjudicaron de manera desproporcionada a los venezolanos más pobres y más vulnerables”, señala el trabajo de Weisbrot y Sachs publicado este mes.

Sin embargo, Vera sostiene que las mayores caídas en la ingesta calórica ocurrieron mucho antes de las sanciones, con el mandato de Nicolás Maduro.

“En medio de los controles de cambio, Maduro decidió comprimir las importaciones en magnitudes que no se habían visto antes en la región (mientras pagaba cantidades implacables de dinero a los acreedores). La pérdida de bienestar, producción e ingresos se produjo con la reducción de las importaciones”, acusó Vera en varios mensajes difundidos en redes sociales.