“Estamos enfrentando a un aparato represor que utiliza cualquier estrategia o artimaña para desarticular a las instituciones que estamos trabajando a favor del país”

El Diputado de la Asamblea Nacional por el partido Primero Justicia, Marco Bozo conversó con el equipo de Contrapunto acerca de las recientes acciones que han tomado los diputados Luis Parra y José Brito, luego de ser expulsados de PJ y se dirigieran al TSJ a pedir que se les restituyera sus derechos como militantes de dicha tolda política.

“Estamos enfrentando a un aparato represor que utiliza cualquier estrategia o artimaña para desarticular a las instituciones que estamos trabajando a favor del país”, aseveró el diputado electo por el estado Carabobo, asimismo aseguró que las intenciones de Parra y Brito de apoderarse de Primero Justicia a través de una decisión del Tribunal Supremo de Justicia, no hace más que desenmascararlos y dejarlos al descubierto como unos “colaboradores de Maduro”.

“Son unos hampones que pretenden adueñarse a través de una sentencia, de unas siglas que le pertenecen a la nación, a la gente, Primero Justicia no tiene dueño, somos una organización que lucha por Venezuela. hemos visto unas manifestaciones pagas con militantes, sabemos que es la única manera en que Parra pueda convocar actividades”, aseveró.

“Podrán pagar mucho a dinero para pagarle a la gente pero jamás tendrán un movimiento político con el que puedan luchar por la democracia, ya que eso no tiene precio y no van a poder pagarlo de ninguna manera”.

En cuanto a las últimas actuaciones de los diputados expulsados de Primero Justicia, Bozo asegura que son los cómplices de Nicolás Maduro: “Son unos vil serviles que intentan maquillar una democracia que evidentemente mientras siga Maduro no va a existir en Venezuela”.

Ante estos hechos, el diputado aseguró que la respuesta es la calle y el acompañamiento a sus dirigentes e incrementar el sentido de identidad. De igual forma, destacó la importancia de hacerle saber a los venezolanos que son atacados por representar una amenaza real para “la dictadura de Maduro”.

“Vivimos momentos sumamente complejos, de tomar decisiones, y la mejor respuesta siempre será la participación de los ciudadanos, militantes y todas aquellas personas que quieren un cambio en Venezuela, para poder desenredar este acertijo tan complejo en Venezuela”, finalizó.