Aseguró que, pese a que las condiciones no son las mismas que en 2015, cuando resultó electo, las razones son suficientes para ir a votar

Las elecciones del 6 de diciembre están a la vuelta de la esquina y los candidatos a diputados de la Asamblea Nacional se preparan para la contienda. Este año a la “fiesta” electoral se le suman las medidas de bioseguridad, ante la pandemia por covid-19, y ciertas negativas por varias organizaciones como Acceso a la Justicia que han considerado que están diseñadas para favorecer al gobierno de Nicolás Maduro.

El diputado Ezequiel Pérez, electo en 2015 para el período 2016-2021 por el estado Táchira, aspira a la reelección por el voto lista el 6 de diciembre y considera que las venideras elecciones son muy importantes, pues con ellas se podrá renovar el parlamento.

Pérez destaca que, pese a que las condiciones no son las mismas que en 2015, cuando resultó electo, las razones son suficientes para ir a votar. “Cuando resulté electo en el 2015 hubo una gran unidad, pero las condiciones en aquella oportunidad fueron peores que estas, porque teníamos solamente un representante de la oposición que era Luis Emilio Rondón, ahora tenemos en el Consejo Nacional Electoral (CNE) dos representantes por la oposición”.

Pérez afirma que, los votos se definen en las mesas, “si usted, tiene un buen testigo, un buen coordinador y un buen padrón electoral no hay nadie que lo robe. Yo respeto la posición de las personas que no irán a votar porque consideran que son un fraude. Pero yo creo en la posibilidad de poder avanzar, progresar con una elección en vez de esperar un mesías o que alguien nos vaya a favorecer”, puntualiza.

Táchira sigue en pie de lucha

El parlamentario Ezequiel Perez, elegido en 2015 y aspirante a la reelección, destacó:

“En el estado Táchira no hay gasolina, no hay electricidad, el problema del sistema de salud es grave, el problema de los migrantes. La fuga de personas para buscar recursos, dólares o pesos a otro país es enorme, porque simplemente el salario en Venezuela no alcanza ni para comprar un kilo de carne o un kilo de queso”, denunció.

Para él, lo que ha ayudado a mantener la economía en el estado Táchira y en el occidente del país, es el envío de remesas. “Este gobierno durante 22 años ha destruido todo el aparato productivo nacional. Las expropiaciones, de fincas, empresas, agroindustrias, los centrales azucareros. Pdvsa se fue abajo después de estar produciendo, cuando llegó Hugo Chávez, dos y tres millones de barriles, ahorita solo produce 400 mil barriles”.

Por otro lado, la explotación del arco minero es otra de las problemáticas que denuncia Pérez, “el oro se lo están llevando, el 10% se lo entregan al Banco Central de Venezuela (BCV) y el 90% se los reparten entre los chinos, los rusos, los turcos, los iraníes que se están llevando todo y le están haciendo un grave daño a Venezuela”, dice.

El llamado al voto es la bandera principal para Ezequiel Pérez, argumentando que con la mayoría en el Parlamento se pueden llegar a varios acuerdos que permitan salir de los problemas actuales y promover la ley de la dolarización de los salarios, tanto públicos como privados. “Una ley de apertura de la frontera completamente, que permita ingresos al país, así como una ley de producción nacional que garantice la inversión y no se tenga miedo de crear empresas. El gobierno debe respetar la propiedad privada”.