“Como único poder legítimamente constituido en Venezuela, la Asamblea Nacional tiene el derecho y el deber constitucional de conformar las alianzas externas que sean necesarias para proteger y defender al pueblo y la soberanía”, subrayó el vicepresidente de la Comisión de Política Interior de la AN

El diputado y vicepresidente de la Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional, Armando Armas, afirmó que con la aprobación de la reincorporación de Venezuela al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), la Fuerza Armada tendrá que definir su posición ante el pueblo.

“Mal puede Vladimir Padrino hablar de intervencionismo cuando nuestra verdadera desgracia es tener un alto mando militar compuesto por ladrones y narcotraficantes que apoyan a una dictadura cruel y asesina como lo ha demostrado el informe de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet”, enfatizó Armas.

El legislador sostuvo que el conflicto venezolano no se reduce a Nicolás Maduro, sino que incluye los grupos irregulares, colectivos, bandas delictivas y la intervención de cubanos y rusos en la Fuerza Armada.

“Como único poder legítimamente constituido en Venezuela, la Asamblea Nacional tiene el derecho y el deber constitucional de conformar las alianzas externas que sean necesarias para proteger y defender al pueblo y la soberanía, actualmente vulnerada por elementos del terrorismo internacional y el crimen organizado que utilizan las fronteras marítimas, terrestres y aéreas para el contrabando de combustible, minerales y la trata de personas, ante la mirada complaciente de los militares”, acusó.
 
El parlamentario hizo un llamado a  apoyar el TIAR en el contexto de la legalidad internacional, lo cual es de suma importancia para la transición democrática.