“Son llamadas para conversar, para dialogar. Me llaman a través de emisarios”, expresó este jueves la parlamentaria a Contrapunto.

Durante su intervención en la sesión del martes pasado, la Diputada de la Asamblea Nacional (AN), Arkiely Perfecto, aseguró que ha recibido llamadas desde Miraflores “para conversar”.

Este jueves la parlamentaria reiteró en entrevista para Contrapunto, que dichas llamadas de emisarios del gobierno del mandatario Nicolás Maduro, son ciertas.

“Son llamadas para conversar, para dialogar. Me llaman a través de emisarios”,expresó la parlamentaria, quien además, aseguró que estos intentos de hablar son para negociar con ella y hacerla retomar las filas del chavismo. “Ellos quieren conversar y negociar conmigo, pero mi decisión es irreversible”, expresó la parlamentaria desde una rueda de prensa del Movimiento Democracia e Inclusión (MDI).

En marzo, Perfecto denunció que funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), habían allanado la vivienda de sus padres en Barlovento. En septiembre también manifestó que, oficiales de las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana (FAES), estaban rondando su residencia. Al respecto, la Diputada comentó que luego de esos hechos no han vuelto a hostigar ni a ella ni, ni a su familia.

“Por ahora no. Igual yo no tengo métodos de seguridad, yo soy una ciudadana común. Yo llego a la AN en Metro, en algunas oportunidades vecinos o amigos me dan la cola hasta Caracas”, expresó.

La parlamentaria fue elegida en 2015 como Diputada suplente por el Estado Miranda. A principios de este 2019, Perfecto abandonó las filas del partido Tupamaro y se unió al MDI, además, se unió a la bancada de la Unidad en la AN.

Para Perfecto, el retorno del chavismo al Palacio Federal Legislativo le parece “una oportunidad de decirles las verdades –sobre la situación del país–, a la cara”.

Desde la llamada bancada del Bloque de la Patria le han expresado algunos descalificativos a la Diputada, mientras ella está interviniendo en las sesiones. Para la Diputada, estas son situaciones que no se extrapolan más allá. “Esto solamente ocurre en las intervenciones, pero una vez que termina la intervención, hay algunos señalamientos, los conversamos y yo les digo cuál es mi posición”.

Ahora, desde la otra acera, Perfecto tiene la responsabilidad de, en cada sesión, llevar al menos un vocero gremial o sindical para que tenga un derecho de palabra desde la AN. Ella explica que esta tarea es con el fin de “hacerle entender” a la bancada del Gran Polo Patriótico (GPP) “que es el pueblo el que les está hablando”, y que cada sesión no sea solo un debate entre Diputados.