Al menos 24 yanomamis fallecieron por covid, de un total de 752 indígenas muertos por el virus en todo Brasil, según el más reciente reporte de la Articulación de Pueblos Indígenas de Brasil (Apib), dado a conocer este viernes 29 de enero

Los indígenas yanomamis denunciaron este viernes 29 de enero la muerte de al menos nueve niños con síntomas de COVID-19 en lo que va de año, en el estado amazónico brasileño de Roraima y pidieron el envío de médicos a la región, según un documento divulgado este jueves, 28 de enero.

Un auxiliar de salud indígena “informó que cuatros niños murieron en la comunidad Waphuta, y la causa habría sido COVID-19, y que hay al menos otros 25 niños con los mismos síntomas y en estado grave”, afirma un comunicado del Consejo Distrital de Salud Indígena Yanomami y Yekuana (Condisi-YY), enviado a las autoridades brasileñas.

Asimismo, “un profesor de la comunidad Kataroa informó que murieron cinco niños, sospechosos de CVID-19”, agrega el texto.

Los pequeños, de entre “uno y cinco años”, tenían síntomas como “fiebre alta de 38-40 grados y dificultades para respirar” y “fallecieron este mes de enero”, dos de ellos el lunes, dijo a la AFP el presidente del Condisi-YY, Júnior Hekurari Yanomami.

El Ministerio de Salud indicó, en una nota publicada por el portal G1, que está corroborando “la veracidad de las informaciones”, y que el Distrito Sanitario Especial Indígena (Dsei), que atiende a los yanomami, “encaminó equipos a los lugares para averiguar la situación, pero resalta que hasta ahora los óbitos no fueron confirmados por COVID-19”.

En Waphuta viven 816 personas y en Kataroa, 412. Ambas comunidades están situadas en una región de difícil acceso. “Allí hay un brote de coronavirus, y la población está sin medicación, sin tratamiento y no empezaron la vacunación contra la COVID-19”, agregó Hekurari Yanomami.

Desde finales del año pasado, asociaciones y líderes indígenas afirman que la propagación del nuevo coronavirus en la Tierra Indígena Yanomami es impulsada por la presencia de mineros y ilegales.