El dirigente de la oposición y diputado electo en 2015, Miguel Pizarro, aseguró el pasado jueves que Venezuela constituye la segunda crisis de refugiados del mundo

En la mañana de este lunes el dirigente de la oposición en el exterior y excalcalde del municipio El Hatillo, David Smolansky afirmó que en las negociaciones en México entre el gobierno de Nicolás Maduro y la Plataforma Unitaria deberían exigir como condición la participación de “los desterrados”, en alusión las recientes cifras de la Plataforma de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes.

“Si se prolonga la administración de Maduro y reabren las fronteras, para 2022 seríamos 7 millones de migrantes”, dijo durante una entrevista por Venezolanos para la Información (VPI).

Según el informe de la Plataforma de Coordinación Integral, de este total, el 80 % se encuentra en naciones de América Latina y el Caribe, especialmente en Colombia, Perú y Chile

Por su parte, el dirigente de la oposición y diputado electo en 2015, Miguel Pizarro, aseguró el pasado jueves que Venezuela constituye la segunda crisis de refugiados del mundo y que, de acuerdo a proyecciones, la cifra de migrantes para principios de 2022 llegará a los 7 millones e incluso -señaló- se puede superar esa cifra.

“Actualmente, Venezuela constituye la segunda crisis de refugiados del mundo. Sin embargo, las proyecciones indican que, a principios del año 2022, la cifra de venezolanos fuera de nuestras fronteras puede superar los 7 millones, lo cual significaría sobrepasar la crisis siria”, señaló en su cuenta de Twitter.

Pizarro agregó que la crisis migratoria de Venezuela no es producto de un conflicto armado, ni civil como en el caso de Siria, sino que los desplazamientos se producen por acciones del Gobierno.

“Estamos próximos a ser el mayor desplazamiento de personas por las acciones tomadas desde el régimen: la emergencia humanitaria compleja y la violación sistemática de derechos humanos”, alegó.