“Salir del Closet” es dejar de esconderse, y no ocultar cuál es tu orientación sexual, indicó la coordinadora de Unión Afirmativa, Quiteria Franco.

¿Salir del closet o no? Representa una de las decisiones más complicada para los integrantes de las comunidades de lesbianas, gays, bisexuales, personas transgénero e intersexuales (Lgbti) que se traduce en tranquilidad y libertad.

“Es una decisión de vivir en libertad con la persona que amas que resultó ser de tu mismo sexo”, indicó la coordinadora de Unión Afirmativa, Quiteria Franco, quien afirmó que “Salir del Closet” es dejar de esconderse, y no ocultar cuál es tu orientación sexual.

Franco reconoce que le gustan las mujeres y añadió que, reconocer las preferencias sexuales “es más allá de un simple acto. Es una declaración de vida para vivir un amor que es tan normal como cualquier otro”.

Reiteró que las personas que se identifican como parte de las comunidad Lgbti no tienen que ser atacadas. “Nadie tiene derecho a decir quién es homosexual o quién no”, añadió.

Sin embargo, el ¿qué dirán? siempre influye a la hora de tomar esta decisión, comenta el joven diseñador Federico Esparragosa.

“Pero una vez que sales del closet te sientes mucho más tranquilo porque no tienes que rendirle cuentas a nadie”, porque es una cuestión individual de gustos.

Esparragosa aseguró que está decisión es muy compleja, pues significa ir contra los preceptos de la sociedad, pero lo importante es no dejar que los comentarios te afecten o te siembren temor.

El joven diseñador lamentó que las personas usen está frase como etiqueta porque es algo muy íntimo porque “es tu vida, tu sexualidad, tu privacidad porque debe importarle a los demás”.

Esa es la lucha de las comunidades de Lgbti para evitar las discriminaciones y promover la igualdad de condiciones, sin importar las preferencias sexuales o la identidad sexual.