Saab afirmó que estas personas son acusadas por las comisión de los delitos: trata de personas en calidad de autores mediante la captación, traslado y acogida de ciudadanas con fines de explotación sexual

Este viernes, el fiscal general de la República, designado por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Tarek William Saab anunció la solicitud de extradición a Trinidad y Tobago de nueve personas, cuatro mujeres y cinco hombres venezolanas por haber abusado de tres adolescentes provenientes del estado Vargas, que iban a ser llevadas a la isla para prestar servicios sexuales.

“La trata de personas es una de las actividades ilegales más repugnantes del mundo y son consideradas como forma de esclavitud moderna”, dijo durante una rueda de prensa transmitida por Venezolana de Televisión (VTV).

En ese sentido, destacó que en casos como este las investigaciones deben continuar porque este tipo de hechos nos lleva a otros, una red de Trata de personas, que ha sido parte de las denuncias que vendrían haciendo las autoridades asociadas a la migración de venezolanos a la isla de Trinidad y Tobago.

Saab afirmó que estas personas, Grecia Verónica Jiménez Mendoza y Leomara Elena Pérez Vegas; quienes recibirían a las mujeres en Trinidad y Tobago serán imputadas por: Trata de personas en calidad de autores mediante la captación, traslado y acogida de personas con fines de explotación sexual.

“Se les hacía una oferta para trabajar primero sin generar dinero por el pago de los gastos de traslado y posteriormente recibirían una remuneración de 500 dólares trinitarios por persona; es decir, unos 54 dólares estadounidenses”, afirmó.

Por otro lado, durante las experticias de rigor, a través de las cuales se detectó el equipo móvil celular de la víctima en un galpón ubicado en Tucupita, donde ahí fueron rescatadas 10 mujeres de diferentes zonas del país.

Recientemente, un total de 124 venezolanos fueron repatriados desde Trinidad y Tobago a su país, a los que seguirá otro contingente de 700 personas durante el próximo fin de semana.

Las autoridades de Trinidad y Tobago informaron este martes que los 124 venezolanos viajaron a su país en un buque de la Armada venezolana.

De los 124 deportados, 44 permanecían en el Centro de Detención Migratoria de Trinidad (IDC, en inglés) de Aripo, mientras que otro grupo se encontraba en el Helipuerto de Chaguaramas.

Este es el primero de los dos viajes que llevarán a casa a venezolanos esta semana desde Trinidad y Tobago; el próximo viaje está previsto para este fin de semana.

Estos 700 decidieron volver a Venezuela voluntariamente, debido a que se encuentran desempleados y no pueden hacer frente a los costos de la renta de sus viviendas o por problemas de salud, según un portavoz de la embajada.