“Respaldamos el planteamiento responsable de la UE y de actores nacionales para suspender las elecciones parlamentarias para el próximo año. Ello permitiría a las fuerzas democráticas opositoras y del madurismo discutir y acordar las condiciones de participación solicitadas por la legítima AN y las principales fuerzas políticas y sociales de Venezuela”, subrayó el exministro de Finanzas en un comunicado suscrito por los diputados zulianos Eduardo Labrador, Zenaida Fernández y José Vielma. También lo firman Roger Lázaro, Félix Bracho y Adnovio Suárez

El profesor y economista Rodrigo Cabezas encabezó un pronunciamiento en el cual rechaza las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre y advierte que se está condenando al pueblo zuliano a vivir en las condiciones del Medioevo.

“En la entrada de la tercera década del siglo XXI el madurismo gobernante quiere condenar al Zulia a vivir y sufrir como en la época medieval. Obligados estamos a rescatar nuestra democracia para poder producir un cambio político que la inmensa mayoría de la nación reclama y apoya”, subrayó Cabezas.

El comunicado lo suscriben, también, los diputados zulianos Eduardo Labrador, Zenaida Fernández y José Vielma. También lo firman Roger Lázaro, Félix Bracho y Adnovio Suárez.

“El pueblo del ZULIA no avalará las elecciones convocadas por el Gobierno de Nicolás Maduro dado su origen fraudulento al elegirse un CNE por parte del TSJ, violando la CRBV que da tal competencia a la AN, constituyéndose un Poder Electoral parcializado con Rectores militantes afines al Gobierno”, denuncian.

Alonso Calatrava Rumbos

“Se ha vulnerado de manera descarada la vida interna de los partidos políticos AD, PJ, VP, COPEI, PPT, TUPAMARO, NUVIPA, MEP cuando el TSJ secuestra sus direcciones de los legítimos dirigentes y, con ello, el derecho a la participación”, expresaron.

“Serán una elecciones que no cumplen los estándares internacionales de transparencia, sin observación internacional y sin la posibilidad de validarse mediante auditorias técnicamente soportables”.

Los voceros enfatizaron que son partidarios “de una salida democrática, pacífica, constitucional y electoral a la grave crisis política de ilegitimidad originada en la usurpación del poder que ejerce Nicolás Maduro. Rechazamos cualquier vía violenta como medio para superar la actual tragedia nacional, reivindicamos el derecho al voto ciudadano para ejercer la soberanía”.

En tal sentido “respaldamos el planteamiento responsable de la UE y de actores nacionales para suspender las elecciones parlamentarias para el próximo año. Ello permitiría a las fuerzas democráticas opositoras y del madurismo discutir y acordar las condiciones de participación solicitadas por la legítima AN y las principales fuerzas políticas y sociales de Venezuela. En este contexto deberá ser causa a tomar en cuenta para el diferimiento de las parlamentarias la grave crisis y amenaza sanitaria que confrontamos debido a la pandemia mundial COVID-19”.

Subrayaron que Zulia quiere votar “pero en elecciones libres y, con ello, poder expresar la molestia, el desencanto y el malestar general de un 90% de su población por el estado de abandono y de sufrimiento humano al que ha sido sometido en los últimos años por el gobierno de Maduro y de Prieto”.

Estos funcionarios “no deberían seguir jugando con la inmensa paciencia de un pueblo que medio sobrevive con racionamiento eléctrico (13 plantas eléctricas producen un promedio de 115 a 130 megavatios, que apenas representan un 5% de la demanda de 2.200 megavatios para 3,7 millones de habitantes), sin gasolina (déficit nacional de 100.000 Bls /d), sin transporte público(satisface solo el 20% de la demanda), con servicios deficientes como la salud(40% de déficit de número de médicos), el agua (insuficiente en 87 sectores, 8 municipios, 31 parroquias)  , aseo urbano, telefonía e internet. A todo ello, se agrega como agravante la caída de la actividad agrícola, petrolera, industrial y de comercio, la hiperinflación, el desempleo y la inseguridad ciudadana”.