“Nosabemos si Roberto y los demás presos políticos tienen atención adecuada, no tienen como lavarse las manos, no tenemos garantías de su estado de salud. Mi hermano padece de asma e hipertensión, tiene 51 años no es ningún muchacho, por lo que al mantenerlo detenido arbitrariamente en el Helicoide sin ningún tipo de cuidado ponen en riesgo su salud”, advirtió su hermano Reinaldo Marrero

El coordinador político de Voluntad Popular en Carabobo, Reinaldo Marrero, informó que su hermano, el jefe de despacho de Juan Guaidó, Roberto Marrero, cumplió este sábado 506 días secuestrado por el gobierno de Nicolás Maduro y denunció que le han vulnerado sus derechos humanos, pues no cuenta con atención médica adecuada y su vida corre peligro debido a la pandemia de coronavirus.

“Ya murió un preso aquí en el Sebin ¿qué más van a esperar?”, dijo a la prensa Reinaldo Marrero, a las afueras de El Helicoide.

El hermano del Jefe del Despacho de la Guaidó aseguró de “la situación crítica que se vive en el Helicoide. Sabemos de 7 personas que están en un estado de salud crítico y que fueron trasladados a Plaza Venezuela”.

“Tenemos que tener certeza en cómo está sus condiciones de salud, tenemos que verlos, no nos dejan saber su estado”, acotó.

Por su parte, el comisionado para los Derechos Humanos y atención a las Víctimas, Humberto Prado, exigió la liberación inmediata de todos los presos políticos, debido al alto riesgo de contagio por COVID-19 en los centros penitenciarios de Venezuela.

“Hay que tomar medidas urgentes para evitar que el COVID- 19 cause estragos. Ahora más que nunca, los gobiernos deberían poner en libertad a todos los reclusos detenidos sin motivos jurídicos suficientes, a los presos políticos y a otros internos que fueron encarcelados simplemente por expresar ideas críticas o disentir”, agregó.

Prado responsabilizó al gobierno de Maduro por la muerte de Erick José Echegaray de 70 años de edad, quien se habría contagiado de COVID-19 en El Helicoide “Ellos sabían que tenía problemas respiratorios y no se le prestó la atención necesaria, en ningún momento pueden decir que sacaron a esta persona a tiempo, únicamente es su responsabilidad”, enfatizó.

El comisionado indicó que la situación de las cárceles y calabozos policiales es crítica y aseguró que los presos no cuentan con servicio médico, agua potable, servicios higiénicos y de recolección de basura.