22.6 C
Caracas
sábado, 26 noviembre, 2022

Regreso a clases (y VI): La titánica tarea de mantener a los estudiantes en el aula

José Gregorio Yépez @goyepez

Fecha:

Comparte:

Las condiciones socioeconómicas del país le ponen cuesta arriba a buena parte de las familias venezolanas mantener a los niños en las escuelas. La deserción es un tema que preocupa a todos los sectores de la vida del país

Caminando por Sabana Grande el sábado primero de septiembre nos encontramos con dos pequeños. Están jugando y al preguntarle: ¿Van a la escuela el lunes? Uno de ellos nos responde con una sonrisa “claro ya me compraron los útiles”.

Tratamos de conversar sin interrumpir su andar por la plaza Brión de Chacaito y nos cuenta que su mamá compró también los uniformes y está contento porque va a ver a sus “amiguitos”.

“Es fino porque voy a ver a más amigos. Lastima que Ernesto, el chamito de al lado de la casa, no pudo comprar los útiles y no tiene para el uniforme”, nos cuenta con la transparencia que la inocencia de un niño tiene.

Este encuentro nos pone frente al carácter multidimensional de la crisis venezolana y la educación ha sido una de sus principales víctimas. La reducción presupuestaria, la pandemia y la reducción del ingreso de los venezolanos viene atentando contra la presencia de los muchachos en la escuela.

“La educación pública en un país es importante porque precisamente busca que los niños no dejen de ir a la escuela por factores económicos o de otra naturaleza, por eso se dice que es gratuita y obligatoria”, señala en su análisis el sociólogo Roberto Briceño León.

Describe que la gratuidad de la enseñanza va más allá del pago de matrícula y por eso hay otros programas públicos de apoyo, como el de la alimentación, “que incluso estimulan la llegada de los niños a la educación. Esto busca que la gratuidad no se reduzcan a estar exonerado de una mensualidad, sino sea más amplia. Estas políticas se orientan a evitar la deserción escolar”.

El problema toma ribetes de tal importancia que hasta el número dos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, ha llamado la atención sobre el problema.

Por su parte, los estudios hechos por universidades nacionales señalan que existe una fuga de educandos de los salones de clase. Se calcula en 400.000 por año en promedio, las deserciones entre 2019 y 2021.

Las condiciones socioeconómicas del país dificultan, a buena parte de las familias venezolanas, la tarea de mantener a los niños en las escuelas El tema es complicado porque la sociedad venezolana valora la institución escolar y cree en ella, por eso vimos la afluencia de muchachos a sus escuelas en el primer día de clases del periodo 2022-23.

La preocupación

Diversas instituciones y Organizaciones No Gubernamentales han puesto sobre el tapete el tema de la deserción escolar y se habla de 1,2 millones de estudiantes que abandonaron la escuela entre 2019 y 2021, según una investigación de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB).

La preocupación alcanza hasta el oficialismo y el pasado jueves 29 de septiembre el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, llamó la atención sobre el ausentismo en las escuelas.

Al manifestar su preocupación por el problema, a días de iniciarse las clases, el número dos del partido de Gobierno giró instruccciones para que los denominados “jefes de calle” tomen acciones para hacer un diagnóstico de la realidad.

Diosdado Cabello

“Hay niños que se están quedando en las casas porque no pueden estudiar. Entonces, nosotros estamos obligados a tocar ese punto tan duro y vencer el tema del ausentismo en los colegios”, dijo.

Indicó que estos líderes comunitarios, que conocen la realidad de sus zonas incluyendo la tendencia política de cada habitante, tienen que dedicarse a identificar cuáles niños están fuera de las escuelas e insertarlos.

En función de este objetivo, Cabello señaló la necesidad de hacer jornadas de visitas a las casas e investigar las razones que han llevado a que los menores estén privados del derecho a la educación.

El problema

El tema tiene diferentes aristas y Roberto Briceño León señala para mirar el tema de la deserción escolar hay procesos, diferentes entre sí, que inciden en el abandono del sistema escolar por parte de los estudiantes.

Roberto Briceño león

Indica que históricamente hay un plus de deserción escolar que se produce en el momento que el niño pasa del sexto grado y va al bachillerato.

“Entre séptimo y octavo año hay un momento importante de la deserción. Eso tiene que ver al menos con dos factores: Uno es el cambio del sistema educativo que genera unas dificultades y mayores exigencias que pueden dificultar adaptarse al bachillerato», señaló.

En segundo lugar, el analista sugiere tomar en cuenta «que el adolescente comienza a tener otros intereses, otros amigos, se puede escapar de la escuela. Ya tiene una autonomía que complica a la familia obligarlo a que asista a la escuela. Otro caso es cuando la familia tiene dificultades económicas y ese joven debe dedicarse a trabajar”.

El director del Laboratorio de Ciencias Sociales (LACSO) hace referencia a un nuevo fenómeno que se vincula a “los niños propiamente y tiene que ver con la crisis humanitaria”.

“Hay familias que no tienen alimentación en la casa y evitan mandar al niño a la escuela para ahorrar comidas. Dejan que duerma hasta más tarde para darle dos comidas nada más por día. La otra razón es la incapacidad para comprar los uniformes, o no tienen como cubrir el transporte, no tienen como enviar a los chamos con una merienda y esto genera conflictos en las escuelas”, alerta el profesor universitario de la UCV y la Universidad de Ceara en Brasil.

Las cifras

El tema de la alimentación nos coloca frente a un cifra recogida por Cecodap en un trabajo de campo en el que se registró que 55% de las escuelas reportan fallas en el Programa de Alimentación Escolar (PAE).

“Una de las grandes fortalezas de la escuela era cubrir esas necesidades y es una motivación para que los niños estén en clases. Un niño mal alimentado no puede rendir ni académicamente ni emocionalmente. Sin comida no hay educación. Esa es una constante en todas las entrevistas que hicimos con el tema de alimentación escolar”, señala Carlos Trapani, coordinador general de Cecodap.

Carlos Trapani coordinador de Cecodap

Por otra parte, la investigación del Centro de Innovación Educativa (CIED) de la UCAB indica que para 2018 la población estudiantil se ubicaba en 7,71 millones de educandos. Para el momento del cierre del trabajo de campo en 2021, la cifra se colocó en 6,5 millones de inscritos en el sistema.

Esto implicó una caída de 15,6% de la población estudiantil en ese periodo.

En números absolutos la reducción fue de 1,2 millones de estudiantes en tres años, lo que coloca el promedio en alrededor de 400.000 deserciones anuales, como lo referimos anteriormente.

Las consecuencias

“Estos jóvenes que dejan de ir a la escuela y se quedan en la calle, en la sociedad urbana generan una dinámica que los acerca a la delincuencia, cosa que no sucede en la sociedad rural, porque ese joven se incorpora a las actividades del campo, es decir, pasa de la actividad académica al trabajo”, señala Roberto Briceño León, al analizar el fenómeno.

Frente a este panorama, el investigador y especialista en el área criminológica Luis Izquiel señala que puede hacerse una conexión entre el aumento de la delincuencia y la deserción escolar.

“La educación en general ayuda a inhibir el crecimiento de la delincuencia porque es un elemento esencial en la prevención del delito. La educación pública es muy importantes porque incluye a la mayoritaria de la población escolar. Es la masiva, es a la que acceden las clases populares del país, que son la mayoría”, señala.

Luis Izquiel

Al hablar de costos indica que el delito que se previene “es mucho más barato que el costo que tendrá que pagar el Estado y la sociedad por alguien que se fue a la delincuencia por la deserción escolar. Aclaro… no todos los que desertan son delincuentes”.

“Quien delinque atenta contra la propiedad o la vida de otro ciudadano. Luego están los factores que afectan a la sociedad y la economía de un país con altos índices delictivos. Las inversiones no se atraen con un clima de inseguridad como el nuestro, donde la impunidad es la norma. Por otra parte, la industria del turismo, por ejemplo, se afecta por el tema delictivo y se afecta la calidad de vida de los ciudadanos se ve impactada”, señala Luis Izquiel.

Por último, indica que están los costos del procesamiento y mantenimiento de los privados de libertad y por otro lado los costos que implican las investigaciones policiales y el procesamiento judicial.

Agrega que todos los recursos que se ahorren porque la prevención ha funcionado, pueden ser aprovechados en construir una mejor convivencia.

Para finalizar esta serie de trabajos, a propósito del regreso a clases, nos parece pertinente esta reflexión de Roberto Briceño León: “La escuela no tiene solo la función de dar y transmitir conocimiento sino también brindar una formación humana, social, de convivencia, de entender y seguir las reglas, de aprender a interpretar situaciones y conflictos. Esto va más allá de la matemáticas y el castellano”.

Para contactarnos escribe a nuestro correo editorial [email protected]
Recibe la actualización diaria de noticias a través de nuestro Grupo WhatsApp 
Twitter | Instagram

━ más como esto

El Gobierno de Venezuela y la oposición firman un segundo acuerdo parcial

Le negociadores reconocieron el esfuerzo y la voluntad de las partes durante los últimos meses. El gobierno de Nicolás Maduro y la oposición suscribieron...

Francia consigue el pase para los octavos del Mundial Qatar 2022

Con doblete de Mbappé, Les Bleus superaron 2-1 al conjunto escandinavo y accedieron a la próxima fase de la Copa del Mundo FIFA. Con doblete...

Héctor Sulbaran: La lucha contra el abuso a niños y niñas quedó en deuda durante el 2022

El analista político destacó que "muy a pesar de la campaña `no se tocan` los casos de abuso a niños y niñas fueron aumentando...

Lewandowski y los suyos vencen a Arabia Saudita 2 a 0

Desde el estadio Ciudad de la Educación, Polonia se quedó con la victoria ante Arabia Saudita. Robert Lewandowski, con un pase de gol y una...

Padre Ugalde: Hay que entender a Venezuela como un país de distintos y unir fuerzas

Considera que aunque los venezolanos están desilusionados de los procesos de negociación no se puede seguir con acciones dirigidas a la destrucción del que...