Foro Penal advierte que hay por lo menos 50 presos políticos más que necesitan atención médica

La muerte del general en jefe Raúl Isaías Baduel fue anunciada este martes por el fiscal general designado por la asamblea constituyente, Tarek William Saab. Ocurrió mientras el alto oficial seguía a la espera de la apertura de un nuevo juicio en su contra, más de tres años después del encarcelamiento.

Figura clave del chavismo desde sus inicios (juramento del samán de Güere), Baduel sufrió en carne propia la persecución y el hostigamiento de los propios dirigentes del chavismo gobernante.

El informe de la Misión de Determinación de los Hechos (publicado recientemente) había denunciado que Baduel estaba en prisión desde 2018 sin un proceso claro en su contra, como lo recordó en redes sociales el periodista Luis Carlos Díaz.

El mal estado de salud de Baduel había sido ampliamente reportado por sus familiares y por organizaciones de derechos humanos. Después de haber sido sometido a varias formas de tortura, el militar fue trasladado recientemente a la sede del Sebin, la policía política, el Helicoide.

Foro Penal informó que, con Baduel, son 10 los presos políticos fallecidos bajo custodia del Estado. Gonzalo Himiob, vicepresidente del Foro, reiteró que la responsabilidad sobre los detenidos está en manos del Estado.

Otros presos, en precarias condiciones de salud, esperan por su excarcelación. Himiob detalló que al menos 50 de los 259 presos políticos registrados por Foro Penal necesitan atención médica urgente.

Este mes se cumplieron tres años del crimen del concejal Fernando Albán, quien también murió bajo custodia del Estado, en la sede del Sebin de Plaza Venezuela. Aunque el sector oficial mantuvo la tesis del suicidio, posteriormente el Ministerio Público solicitó orden de aprehensión contra los dos funcionarios del SEBIN que lo custodiaban el día de su muerte.

Estas dos personas fueron imputadas por los delitos de homicidio culposo, quebrantamiento de normas de custodia, agavillamiento y favorecimiento de fuga de detenido. 

Baduel, uno de los principales artífices del regreso del presidente Hugo Chávez al poder en abril de 2002, cayó en desgracia con el chavismo gobernante y fue juzgado y condenado por presuntos hechos de corrupción. Cuando estaba a punto de cumplir la condena fue señalado por otro conjunto de delitos, y mantenido en la cárcel sin juicio.

No solo el general fue perseguido. También, sus hijos.